13 de junio de 2015
13.06.2015
Reelección

Pastor se presenta con el aval de lo realizado y para transformar la parálisis de la Agrupación

Pretende renovar algunas de las estructuras más anquilosadas de la entidad, como la Comisión de Cultos y Resucitado

13.06.2015 | 01:27

Con sus tres primeros años de mandato como principal aval de su gestión, Eduardo Pastor presentó anoche su programa de gobierno para optar a la reelección al frente de la Agrupación de Cofradías. Lo hizo durante un acto que tuvo lugar en la casa hermandad de la Sentencia, de la que es hermano mayor. Promover el culto al Resucitado y la Reina de los Cielos abriendo San Julián y creando un nuevo modelo de comisión, estudiar un nuevo recorrido oficial, crear la figura del coordinador de día o propiciar la celebración de una magna extraordinaria en 2018 con motivo del 75 aniversario de la coronación de la Victoria son algunas de sus propuestas, que pretenden renovar las estructuras más anquilosadas y atrofiadas de una entidad que prácticamente funciona igual desde 1921.

Pero no son las únicas. Pastor, que ayer fue introducido por el pintor Eugenio Chicano, considera que presenta «un programa realista, basado en la experiencia y en el conocimiento de la institución». Desde su punto de vista, «es necesario recordar quiénes somos y de dónde venimos» para remarcar que la Agrupación tiene que ser capaz de autogestionarse «gracias al servicio y compromiso de cofrades que trabajen de forma voluntaria por la entidad», descartando, de este modo, cualquier tipo de «profesionalización».

Propone la apertura de la iglesia de San Julián para promover así la devoción a los titulares agrupacionales –el Cristo Resucitado contará con algún tipo de culto litúrgico– pero también como museo permanente, «más allá de las salas expositivas», donde no se descartan nuevas muestras temporales al estilo de El legado de nuestra fe o Habitó entre nosotros, que contaron con más de 27.000 visitantes entre ambas. «Creemos que el edificio, rehabilitado durante esta legislatura, reúne los atractivos suficientes para ser visitado. Patios, dependencias, la iglesia, la cripta, que queremos restaurar... Que todo el palacio sirva para contar la historia de nuestra Semana Santa», explicó.

Eduardo Pastor, que se presenta con el aval de 19 hermandades (Dulce Nombre, Dolores del Puente, Cautivo, Rocío, Penas, Rescate, Sentencia, Mediadora, Salesianos, Paloma, Rico, Sangre, Cena, Mena, Misericordia, Zamarrilla, Dolores de San Juan, Descendimiento y Amor), cree necesario reestructurar la Comisión de Cultos y Resucitado «para que no recaiga todo el peso en una misma cofradía». De este modo, creará cuatro subcomisiones: la del vía crucis, la del Corpus, la de cultos y la de la procesión del Domingo de Resurrección. «Es pertinente que nos preguntemos si realmente estamos conformes con los actuales modelos», defiende, ya que reconoce que «es posible que no satisfaga a nadie». En este sentido, anuncia que la procesión del Resucitado saldrá de la Catedral, si es reelegido. Y advierte: «el vía crucis no puede convertirse en la semi salida extraordinaria de una cofradía que celebra un aniversario», como ha venido siendo hasta ahora.

Aumentar las subvenciones

Lo mismo ocurre con el recorrido oficial. El debate en torno a la necesidad de cambiar el itinerario común de todas las procesiones existe. Ya no solo por la posibilidad de que las obras del metro hasta Atarazanas puedan afectar a la Semana Santa. «También por la necesidad de ampliar las sillas y las tribunas que redunde en un aumento de la subvención anual que reciben las cofradías». Para ello, Pastor se compromete desde ya a aumentar, al menos en mil euros, esta asignación, incrementando los abonos disponibles. No descarta estudiar el posible adelanto de estas subvenciones a aquellas cofradías que necesiten el dinero con cierta urgencia. Sin embargo, esta posible modificación no solo tiene intereses económicos: «Esta mejora del recorrido tiene que tener un significado litúrgico en torno a la Catedral, por donde todas puedan pasar, aunque no entren a hacer estación de penitencia», explica.

Para ello, habría que hacer una nueva Tribuna Principal en la plaza de la Constitución, «donde se pediría la venía para entrar, no para salir». La mayoría de las cofradías podría acceder por las calles Cisneros y Especerías, «y estamos convencidos que de este modo se podrán adaptar los horarios de muchas en beneficio de todas». «Hay que coger este toro por los cuernos», admite Pastor, quien también apuesta por seguir el mismo modelo de alquiler del mobiliario de las tribunas, «porque sale más barato», pero manteniendo las sillas en propiedad.

El aún presidente redactará, si resulta elegido, nuevos reglamentos que completen los estatutos. Propone reducir la permanente «para una mejor operatividad» y la creación de la figura del coordinador de día, «que proponga convivencias entre las cofradías de cada jornada y trabaje durante el año para consensuar soluciones previas a las reuniones de horarios».

La experiencia del Mater Dei y otros actos del Año de la Fe animan a Pastor a proponer la celebración de una extraordinaria en cada legislatura «coincidiendo con alguna efemérides litúrgica». Y recuerda que en 2018 se cumplirá el 75 aniversario de la coronación canónica de la Patrona, la Virgen de la Victoria, por lo que la Agrupación podría organizar otra magna mariana.

En los próximos tres años también hará el trono del Resucitado, con el diseño ya aprobado de Fernando Prini, y encargará el proyecto del manto de la Reina de los Cielos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp