20 de enero de 2020
20.01.2020
Sociedad

Las claves del 'Blue Monday': por qué este lunes se considera el día más triste

Los motivos que causan la consideración como día más triste del año del tercer lunes de enero

20.01.2020 | 10:18
El tercer lunes del año es el Blue Monday.

Desde hace algunos años el tercer lunes de enero se considera el peor día del año. El lunes triste, o 'Blue Monday', surgió de una campaña ideada por una agencia de viajes y se aferraba a una supuesta ecuación matemática que determinaba que era el día con una mayor acumulación de factores que pueden predisponer a la tristeza.

En enero confluyen una menor capacidad económica tras el dinero gastado en la Navidad, cierto cansancio por el exceso de actividad durante las fiestas, los efectos de la sobrealimentación, la falta de ejercicio, el alcohol o la falta de luz, según Jaime del Corral, psiquiatra de la Clínica Nuestra Señora de La Paz de la Orden de San Juan de Dios, en Madrid.

No obstante, reconoció este experto años atrás en declaraciones a Europa Press, no hay ninguna evidencia científica que determine que el tercer lunes del mes sea peor que el segundo, o que otros días de la misma semana.

"El mes de enero es malo para la salud mental en general, pero no hay ningún día en concreto que sea peor que otro, como también hay otros meses que pueden ser incluso peores para muchas personas. No hay que sentirse abocado a estar triste por el 'Blue Monday'", ha defendido.

Uno de los factores que hace que enero, con independencia del día, sea un mes duro de llevar es por una menor disponibilidad económica, de ahí la llamada cuesta de enero. Diciembre es un mes de muchos gastos y, cuando acaba, llegan las rebajas, que resultan muy tentadoras para muchos.

También es duro desde el punto de vista emocional por la familia, sobre todo para quienes tienen problemas con alguno de sus miembros o acaban de perder a un ser querido, ya que las fiestas navideñas suponen mucho desgaste y evocan tiempos mejores.

Asimismo, enero también es un mes de balance del año anterior y de propósitos para el que acaba de empezar. Y no cumplirlos, puede generar frustración. "Cuando uno tiende a hacer un balance o se hace algún propósito siempre puede encontrar errores, y cuando se hace por algo externo no suele llevarse muy bien", ha reconocido Del Corral.

Pero no es negativo para todo el mundo, y "también hay gente a la que el mes de enero le encanta y está de un humor excelente porque se lo ha pasado fenomenal", apunta este experto.

Y en cualquier caso, pide relativizar esa tristeza, decaimiento o ansiedad si se produce este mes porque "tampoco es normal estar siempre bien". "Las respuestas psicológicas malas también son normales, son parte de la experiencia normal de una persona y las experimenta todo el mundo", ha explicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook