26 de junio de 2013
26.06.2013
Comunidad Valenciana

Hallada muerta la joven que desapareció en Picassent

La Guardia Civil encuentra en esta localidad valenciana el cadáver de la mujer desaparecida el pasado domingo

26.06.2013 | 15:41

Agentes de la Guardia Civil han encontrado el cadáver de una mujer desaparecida el pasado domingo de la localidad de Picassent, donde residía, y han detenido a dos personas como presuntas autoras de esta muerte violenta. El hallazgo del cadáver ha tenido lugar en la madrugada de este miércoles en el paraje Les Travesses, en la carretera que une las localidades valencianas de Llíria a Benaguasil, según han informado fuentes municipales.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, la víctima era una mujer de 32 años que salió de su casa el domingo por la tarde y de la que no se había vuelto a saber de ella. Los detenidos son un hombre y una mujer, según han señalado las mismas fuentes, que no han facilitado más detalles sobre las circunstancias en que se produjo la muerte ni sobre los dos detenidos. El Ayuntamiento de Picassent ha anunciado dos días de duelo por la fallecida.

Una llamada de teléfono sospechosa, en la que se escucha una especie de forcejeo y alguien exigiendo que le diera el bolso, y un mensaje de texto diciendo que no iba a ir a dormir esa noche a casa. Esas son las dos extrañas pistas conocidas de la desaparición de una mujer de 32 años en Picassent. Rosana Hervás desapareció el pasado domingo por la noche cuando salió de su casa de Picassent para ir a cenar con unas amigas, según lo que le manifestó a su hermano, la última persona que la vio aquella noche.

"Estoy con unas amigas en el cine, no voy a ir a dormir a casa". Ese fue el escueto mensaje que recibió el padre de la desaparecida una hora después de la preocupante llamada de teléfono. "Estoy totalmente seguro de que ese mensaje no lo ha escrito ella", asevera José Luis, quien argumenta que su hija siempre escribía los mensajes de texto en valenciano y que esa noche sabía que él no estaba en casa y por lo tanto se lo habría dicho a su madre o a su hermano, que eran quienes estarían esperando que fuera a dormir.

Rosana Hervás salió de su domicilio de Picassent en torno a las 21.10 horas del pasado domingo. La mujer, que nunca se había ido de casa y sin aparentes problemas familiares, le dijo a su hermano que se iba a cenar fuera, pero no le especificó con quién. En principio se cree que con unas amigas. No obstante, sus familiares han hablado con varias de sus amigas más próximas y todas niegan haber quedado con ella esa noche. Es más, una de ellas apunta a que Rosana le contó que había quedado con un amigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook