03 de mayo de 2019
03.05.2019
Atropello

Muere el joven del patinete arrollado por un motorista ebrio en Valencia

El conductor de la moto hizo un adelantamiento de forma antirreglamentaria en una curva

03.05.2019 | 14:24

El joven de 19 años arrollado por una moto conducida por un hombre en estado ebrio en Carpesa ha fallecido este viernes . La víctima circulaba sobre un patinete eléctrico cuando fue interceptado por el vehículo. La Policía Local de Valencia mantiene como investigado penalmente al conductor de la moto, que, según las fuentes consultadas por Levante-EMV, dio positivo en consumo de alcohol, con una tasa de 0,62, dos décimas por encima de lo que la ley fija como delito.

El accidente ocurrió pasadas las 18.40 horas del martes, cuando el joven de 19 años circulaba por la carretera de Carpesa a Tavernes Blanques, cerca del polideportivo de la citada pedanía del distrito valenciano de Poblats del Nord, a bordo de su patinete eléctrico.

La investigación de la Policía Local de Valencia ha determinado que el conductor de la moto, de 38 años de edad, habría realizado supuestamente un adelantamiento de forma antirreglamentaria en una curva, momento en que chocó violentamente contra el patinete conducido por el chico.

Nada más producirse el accidente fue alertado el 112, que, dada la gravedad del siniestro, envió al lugar una ambulancia del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), otra de Soporte Vital Básico (SVB) y dos unidades de la Policía Local, además del equipo de atestados.

La familia donará sus órganos

El personal médico del SAMU estabilizó al chico y lo trasladó de máxima urgencia al Hospital Clínico de Valencia, en estado gravísimo. Los médicos determinaron que se encontraba en situación de muerte cerebral, y ayer confirmaron a la familia que su estado es completamente irreversible. Finalmente, hoy ha fallecido. La familia del chico, en un acto de absoluta solidaridad, dio su consentimiento para donar los órganos del chico.

Por su parte, el conductor de la moto, de 125 centímetros cúbicos de cilindrada, fue evacuado al Hospital La Fe por la ambulancia de Soporte Vital Básico (SVB). Al parecer, su estado también era de gravedad, pero su vida no corre peligro. De momento, está investigado por un delito de conducción temeraria y bajo la influencia de bebidas alcohólicas con resultado de lesiones graves.

Según ha podido saber este diario de fuentes de toda solvencia, al ser sometido al test de alcoholemia, el resultado fue de 0,62 miligramos por litro de aire expirado, dos décimas por encima del límite a partir del cual la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas se considera un delito contra la seguridad vial y no una mera infracción administrativa.

Los agentes de la unidad de atestados e investigación de accidentes de la Policía Local de València ya disponen del resultado del análisis de sangre, que ha confirmado que su nivel de alcohol en sangre supera los límites legales administrativos y entra en el rango de delito.

Se trata del accidente más grave ocurrido en Valencia en el que se ha visto envuelto un patinete eléctrico.


El pasado 27 de febrero, una mujer de 32 años de edad que viajaba a bordo de un patinete eléctrico resultó herida en València después de ser arrollada por un coche cuando circulaba por la avenida del Puerto. La mujer sufrió politraumatismos y fue trasladada en una ambulancia de Soporte Vital Básico (SVB) al Hospital Clínico de València tras ser estabilizada en el lugar por los sanitarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook