31 de julio de 2008
31.07.2008
Fútbol

La saga de los Pérez

31.07.2008 | 02:00
El relevo. Juan Carlos entrega a su sobrino, Nacho, la camiseta del Málaga, mostrando el escudo, como símbolo de la herencia.

El futbolista malagueño Nacho, extremo izquierdo, se reencuentra por tercera vez con su tío, el médico del primer equipo, que jugaba en los años 80 de extremo diestro

El fútbol ha estado siempre plagado de sagas. Y si no, que se lo pregunten a los hermanos Manolo y Antonio Hierro en el Málaga, Julio y Patxi Salinas en el Athletic de Bilbao o Castro y Quini en el Sporting de Gijón, por citar sólo algunos ejemplos.
Incluso en la Liga española llegó a darse el caso de que Agustín, portero del Real Madrid, se midió en un partido a Pereira, su tío y guardameta del Valencia.
El Málaga tiene su saga particular, formada por el extremo izquierdo Nacho Pérez Santamaría, que llega cedido del Getafe, y su tío, Juan Carlos Pérez Frías, médico del primer equipo -el médico del filial es Nacho, padre del extremo, hermano de Juan Carlos y ex central del Málaga-.
Por tercera vez coinciden en el club, Juan Carlos, como era conocido a finales de los años 70 y principios de los 80, en su época de veloz extremo derecho -llevaba siempre el 7 a la espalda- y Nacho -23-, ya que el futbolista regresa al conjunto donde se formó después de que diera el salto al primer equipo -primera vez- y de que volviera tras su cesión al Levante en la campaña 04-05. Tras su traspaso al Getafe (06/07), donde ha cosechado sus mayores éxitos y equipo con el que disputó la final de la Copa del Rey frente al Sevilla (0-1 para los hispalenses), de nuevo está ´en casa´.
Tío y sobrino, diestro y zurdo, al margen de los genes, tienen muchas similitudes entre sí, entre ellas la de haber debutado ambos en Primera frente al Celta.
El galeno se estrenó en la 76/77, de la mano de Miroslav Pavic, mientras que el futbolista lo hizo con Joaquín Peiró en la 02/03. Ambos fueron extremos, aunque el galeno ´a la antigua usanza´, de verdad, cuando había tres delanteros. Juan Carlos, que lleva 32 años en el club y que participó en la goleada por 6-2 al Real Madrid, describe a su sobrino. "Nacho es técnicamente muy bueno. Tiene una gran capacidad de sacrificio y es muy regular. Será difícil que tenga un 10, pero no bajará del 8. Yo era más rápido, y él, más técnico. Quizás nos una la capacidad de trabajo", dice el doctor.
Nacho no lo ha visto jugar ni siquiera en vídeo. "Es una buena persona y está ahí siempre que se le necesita. Como mi padre. Intento ser como ellos", asegura ´Nachete´, que decidió ser futbolista, además de maestro en Educación Física, pese a tener a un padre y a tres tíos médicos -los otros son Javier y María José- en una familia de 12 hermanos.
Ambos recuerdan con cariño a los técnicos que más han influido en su carrera: Nacho, a Antonio Tapia y Bernd Schuster; Juan Carlos, a Pedro Bazán, José Luis Fuentes, Antonio Benítez y Ben Barek. Sin olvidar, como jugador y persona, a Migueli, ese genial ex malaguista que tiene su nombre puesto a la rotonda situada junto a La Rosaleda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine