16 de julio de 2018
16.07.2018
Baloncesto

Cadetes de "Erasmus deportivo"

Málaga se sitúa, con tres colegios, en la provincia que más equipos aporta a la competición europea que esta semana se celebra en Bélgica

16.07.2018 | 05:00
Integrantes del equipo de baloncesto de Gamarra y del equipo de fútbol sala del Liceo francés, este fin de semana, de camino a Genk.

Participan Gamarra, en baloncesto femenino, y Liceo Francés y Presentación, en fútbol sala masculino

Nada más y nada menos que tres colegios aporta la provincia de Málaga a la selecta selección de equipos campeones y subcampeones nacionales que, pertenecientes a colegios católicos de toda Europa, se enfrentan desde hoy y hasta el próximo viernes 20 de julio en la ciudad belga de Genk. Será una oportunidad única para que puedan medir su calidad internacional escolares de categoría cadete, nacidos entre los años 2002 y 2003, tal y como relatan los propios monitores que desde el pasado viernes lideran las diferentes expediciones hasta tierras belgas.

No hay otra provincia con una mayor representación, como agregan. El colegio Gamarra acude en calidad de vigente campeón nacional de la competición de baloncesto femenino, mientras que otros dos colegios aportan sendas escuadras al cuadro de fútbol sala masculino. El colegio Liceo Francés estará en la cita belga como campeón de dicha competición, mientras que el colegio Presentación lo hace como invitado de la organización.

Los equipos ACD Gamarra y el del colegio Liceo Francés partieron juntos por carretera hasta Madrid el pasado viernes. Fue una travesía repleta de ilusiones, de perspectivas de futuro para algunos de los mejores deportistas escolares que ha dado Málaga en «varias generaciones». En la capital de España, como campeones nacionales de sus respectivas categorías, todas las escuadras volaron hacia la ciudad belga acompañadas de las subcampeonas en las modalidades de fútbol sala, baloncesto, balonmano y voleibol.

El tercer colegio que representa a la provincia, Presentación, al ser invitado por la organización de manera especial, utilizó una ruta diferente. Así lo expresó un portavoz de la expedición de Gamarra, el docente Rafael Álvarez. Los monitores recuerdan la importancia que los programas europeos de formación han tenido en el desarrollo de las últimas generaciones de estudiantes.

En ese sentido, estas semanas de convivencia podrían compararse, «salvando las distancias», a las becas Erasmus que permiten el intercambio de experiencias entre jóvenes de distintas nacionalidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga


Buscador de deportes