24 de mayo de 2018
24.05.2018
Crónica
Joventut8578Unicaja

 

Al play off en plena crisis

Los de Plaza pierden ante el Joventut en un duelo infame, ante un equipo que no se jugaba nada y afronta ahora las eliminatorias por el título con las peores sensaciones posibles - El Baskonia espera al cuadro malagueño que está agotado física y mentalmente

24.05.2018 | 22:34
Al play off en plena crisis
Al play off en plena crisis

El peor Unicaja de la temporada perdió este jueves en Badalona, ante un Joventut (85-78) que no se jugaba nada más allá que acabar el curso con una alegría ante su afición, y finaliza la Liga Regular en séptima posición, con las peores sensaciones posibles y dejando pocas garantías para afrontar el duelo de cuartos de final que le medirá al Baskonia.

Un partido lamentable de los malagueños, desquiciados en la pista y sin tino desde el banquillo, hizo tocar fondo antes de comenzar la semana más importante de la temporada. Pretendía ser quinto el cuadro cajista, pero la realidad es que a día de hoy no está en condiciones de pelear por mucho. Desdibujado, sin alma y sin un patrón de juego, ni entrenador ni jugadores parecen capaces de sacar al equipo de una crisis que se lleva gestando desde hace semanas y que ayer encontró su punto más álgido en Badalona.

No había otra premisa que ganar ante un equipo que ya había hecho los deberes y que tuvo más fe en la victoria que un Unicaja que deambula. Solo Alberto Díaz parece tener esa casta y ganas de que la temporada no termine antes de que acabe junio y ayer fue el único que pareció querer y creerse el triunfo. El pelirrojo capeó en los minutos más complicados y mantuvo con vida al Unicaja a base de triples. Se fue hasta los 11 puntos y mantuvo la intensidad defensiva que otros no tuvieron y acabó eliminado por faltas. Sin él sobre el parqué, el equipo se acabó por descoser, dio pena y perdió con todas las de la ley mostrando todas sus costuras.

Porque en este Unicaja a día de hoy no hay patrón ni marineros. Plaza parece estar superado por los acontecimientos, desgastado y sin dar síntomas de tener la fórmula para darle la vuelta a la situación.

La plantilla, exprimida al máximo en una temporada superexigente, da muestras de estar cansada física y anímicamente. Elequipo se desinfló tras finalizar la Euroliga y esa relajación de no tener tres partidos por semana ha sido contraproducente.

Nedovic no está en su mejor momento y todo lo que se habla sobre su futuro y Milán no ayudan. Augustine está tieso después de rozar la excelencia durante el curso y a Shermadini le falta un mundo para ser el que fue tras su grave lesión. Sin juego interior y encomendados a los triples de Alberto y Waczynski (cuando entran), este equipo no da para más. Sólo para perder en la cancha de un equipo sin nada en juego y que ha coqueteado con el descenso.

Con estos síntomas afronta el Unicaja un play off al mejor de tres con un Baskonia enchufadísimo y claro favorito para estar en semifinales. Volver a la Euroliga está más lejos que nunca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine