Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

ACB

Dos canastas y un destino

Las victorias sobre la bocina del Gran Canaria y el UCAM Murcia en el Martín Carpena privan al Unicaja de ser ahora octavo en la Liga Endesa

Chris Kramer (Gran Canaria) y Thad McFadden (UCAM) silenciaron el Martín Carpena.

Chris Kramer y Thad McFadden son los «culpables» de que el Unicaja no esté en estos momentos en puestos de play off. Tan simple como ficticio. El Unicaja ha sufrido esta temporada varias derrotas duras, pero quizás las dos más crueles llegaron en el Martín Carpena en circunstancias muy parecidas. El Gran Canaria y el UCAM Murcia se llevaron en los últimos segundos del choque dos triunfos del Palacio de los Deportes que de haber caído del lado malagueño tendrían ahora mismo al equipo en octava posición.

¿Cómo habría cambiado la temporada del Unicaja si los tiros ganadores de Kramer y McFadden no hubieran entrado? Eso ya nunca lo sabremos. Pero a buen seguro si el partido ante Gran Canaria hubiera salido cara, el equipo habría tenido opciones de clasificación para la Copa hasta el final y quizás Fotis Katsikaris hubiera tenido algo más de crédito. Quién sabe... Ese triunfo canario en Málaga fue en la jornada 3 de la Liga Endesa, meses más tarde llegó el otro mazazo similar ante UCAM Murcia, ya con Ibon Navarro en el banquillo.

Es curioso que con la lamentable imagen que ha dado el equipo durante algunas fases de la temporada, estos dos momentos puntuales podrían haberlo cambiado todo. Los números son claros y están ahí. El Unicaja es 11º con 11 partidos ganados y 14 perdidos. Y tiene justo por delante al Breogán, 10º con un balance de 12-13; Gran Canaria, 9º con 13-12 y UCAM Murcia, 8º, también con 13-12. Esos dos encuentros que se le escaparon, uno sobre la bocina y otro a 3 segundos del final, podrían haber dado dos victorias claves a un Unicaja que ahora mismo estaría con 13 en su casillero, superando al Breogán y a canarios y murcianos, que tendrían una menos y se quedarían por detrás con 12. Pero como eso ya no se puede cambiar, ahora toca mirar hacia adelante e intentar darles caza en las nueve jornadas que restan para terminar la Fase Regular.

El Unicaja ha logrado en estos últimos días tres victorias consecutivas que le han hecho distanciarse de la zona de descenso y a parte de la afición ya le ha invitado de nuevo a hacer cuentas para ver si es posible acabar entre los ocho primeros y poder disputar el play off por el título. Los malagueños estaban hace muy poco pensando únicamente en salir del pozo, pero esta buena racha de tres resultados positivos consecutivos le vuelve a dar opciones de alcanzar a sus predecesores en la tabla. Pocas, pero las hay.

Los de Ibon Navarro han conseguido ponerse a solo dos triunfos del octavo clasificado, una distancia remontable con nueve partidos por jugar, aunque para seguir estando en la pelea necesita solventar sus próximos encuentros, que no son fáciles, precisamente. Para empezar, el Unicaja visita este domingo al Valencia Basket en La Fonteta (17 horas), luego recibirá al MoraBanc Andorra en el Martín Carpena (10 de abril) y para continuar tendrá otros dos platos fuertes: desplazamiento al Palau para medirse al Barça (14 de abril) y duelo en casa ante el Lenovo Tenerife (17 abril). Casi nada. Y todo esto con la eliminatoria de cuartos de final de la BCL frente al BAXI Manresa de por medio.

Compartir el artículo

stats