06 de noviembre de 2018
06.11.2018
Romance

El Tato, la nueva ilusión de Isabel Pantoja

La tonadillera se muestra de lo más sonriente y cariñosa junto a un empleado de Cantora

06.11.2018 | 14:50
Isabel Pantoja, en un concierto.

Desde hace un tiempo veníamos notando un cambio de actitud en Isabel Pantoja, que sorprendía a todos volviendo a la palestra con una impactante llamada a Sálvame, a la que le siguió un acto público en Valencia, volviendo así definitivamente a la vida social y poniendo punto y final a su encierro en Cantora. Ahora entendemos que todo podría deberse a que la tonadillera tuviese una nueva ilusión.

La última relación que se le conoce a Isabel Pantoja es Julián Muñoz, con el que protagonizó una truculenta historia de amor y odio que acaboó con los dos en la cárcel dentro del marco del Caso Malaya. Y aunque después del calvario que la relación supuso para la artista ésta se había cerrado en banda al amor, ahora parece que la Pantoja ha vuelto a enamorarse.

Nueva ilusión


Isabel Pantoja volvería a sonreír gracias a El Tato, un señor de aproximadamente 50 años que entró a trabajar este año en Cantora para gestionar la finca y ayudar con las labores de trabajo y del día a día. Y en la finca, que la cantante heredó de Paquirri, es donde al parecer habrían saltado las primeras chispas, tal y como desvelan en El Programa de Ana Rosa.

Desde el mismo programa también han explicado que El Tato podría tener un pasado un poco complicado, haciendo referencia a pequeños problemas con la ley, como peleas y pequeños robos, a la par que le precede su fama de mujeriego. Esto haría que la posible relación no cuente con el apoyo de Agustín Pantoja, quien habría hecho elegir a su hermana y podría significar su salida de la famosa finca.

Sin embargo, con quien sí que se le ha podido ver en actitud cómplice y cariñosa caminando por las calles de Jérez es con Isabel Pantoja y Chabelita.

El Tato


Tal y como han desvelado desde el mismo programa, El Tato habría llegado a Cantora recomendado por su expareja, quien también es una de las empleadas de la finca.

Y aunque por ahora solo sea una ilusión, Isabel Pantoja vuelve a sonreír y puede que muy pronto tenga a quien cantar sus canciones más románticas y sentidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook