Un estudio sobre las consecuencias del confinamiento por la covid-19 en España en niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), en el que ha participado una psicóloga del grupo Vithas en coordinación con las Universidades de Málaga y Alicante y que ha sido publicado por la prestigiosa revista Sustainability1 con el título “Consequences of confinement due to COVID-19 in Spain on anxiety, sleep and executive functioning of children and adolescents with ADHD”, ha revelado que estos menores han sufrido niveles más altos de ansiedad, problemas de sueño y alteración en sus funciones ejecutivas que pequeños sin esta patología. 

La responsable del área de psicología infantil de Vithas Xanit Internacional, la Dra. Rocío Juárez-Ruiz de Mier, en colaboración con el equipo de la Dra. Lavigne- Cerván de la Universidad de Málaga, y del Dr. Navarro- Soría de la Universidad de Alicante, señalan que “existen diferencias significativas entre niños y adolescentes con TDAH en comparación con aquellos que no sufren este trastorno, en aspectos como la ansiedad, trastornos del sueño y en funcionamiento ejecutivo”.

Además, la Dra. Rocío Juárez asevera que “todos los resultados muestran una mayor afectación en el grupo del TDAH con respecto al no clínico, especialmente en funcionamiento ejecutivo, que está relacionado con la capacidad para planificarse y organizarse, autorregular sus emociones, gestionar bien el tiempo, solucionar problemas, motivarse, adaptarse a las distintas circunstancias e inhibir conductas no apropiadas...”. “Por tanto, si el confinamiento ha resultado ser una amenaza para la salud mental de los niños y adolescentes, lo ha sido aún más para los menores con este trastorno”, subraya.

Asimismo, el estudio pone de relieve que, a mayor ansiedad, se obtienen peores puntuaciones en la calidad del sueño y en la implementación de funciones ejecutivas.

Por todo ello, la investigación concluye que es necesario realizar intervenciones psicológicas en periodos de crisis (como pudo ser el confinamiento prolongado que provocó la covid-19 en los primeros meses de la pandemia) para minimizar daños psicológicos, y proveer de asistencia para evitar daños posteriores. En este sentido, los expertos apuestan por implementación del tratamiento psicológico en momentos críticos, imponiéndose terapias de teleasistencia o intervenciones semipresenciales que ayuden a paliar los efectos adversos de situaciones tan traumáticas como lo fue el confinamiento, minimizando al máximo posibles secuelas en sus niveles de ansiedad, calidad del sueño y funcionamiento ejecutivo. 

“En el Hospital Vihas Xanit Internacional somos muy conscientes de esta situación, por ello ofrecemos a los niños con TDAH un servicio multidisciplinar, realizando tratamientos e intervenciones específicas diseñadas de manera individualizada y coordinadas por los profesionales”, aclara la Dra. Rocío Juárez.

 Los hospitales Vithas son hospitales seguros

Los 19 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados: uno para las personas con síntomas compatibles con la covid-19, y otro para el resto de pacientes.

Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias.

Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International, organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.