Siniestro

A prisión el sargento acusado de provocar las tres muertes en el accidente de la AP-7

El agente, investigado por tres delitos de homicidio imprudente, siete de lesiones y dos contra la seguridad vial, dio positivo por consumo de alcohol y cocaína

30.06.2017 | 17:35
El sargento de la Guardia Civil detenido por provocar un accidente con tres fallecidos en la AP-7.

El funcionario se vio involucrado en un suceso similar en 2014, cuando trabajaba en Tolox

­Prisión sin fianza. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torremolinos declaró este jueves el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el guardia civil que dio positivo en alcohol y drogas en un accidente en la carretera AP-7 en el que murieron tres personas, un hombre y una mujer de Bahrein, y otra chica natural de Kuwait. La juez le investiga por dos delitos contra la seguridad vial, tres de homicidio imprudente y siete de lesiones, según indicaron fuentes judiciales poco después de que el arrestado declarara ante la magistrada. El detenido, sargento de la Guardia Civil, permaneció toda la noche en los calabozos y por la mañana fue conducido ante la autoridad judicial. Junto al atestado, los agentes entregaron a la juez las imágenes del accidente recogidas por las cámaras que Tráfico tiene en la zona.

En el lugar del siniestro falleció una joven de 18 años, mientras que durante la madrugada murieron dos de las tres personas que se encontraban hospitalizadas en la UCI, un hombre de 26 años y una mujer de 30, ambos por gravísimos traumatismos craneoencefálicos. Tal y como adelantó La Opinión de Málaga en su edición digital, el accidente ocurrió sobre las 16.10 horas del miércoles en el kilómetro 225 de la A-7, dirección Cádiz, en una colisión con tres vehículos implicados y el sargento de la Guardia Civil fue detenido tras dar positivo en la prueba de alcohol y drogas que le hicieron los agentes. Fuentes cercanas al caso confirmaron ayer a este diario que, además de alcohol, el agente dio positivo por cocaína.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, explicó ayer que el acusado viajaba solo en el momento del accidente en su vehículo y que estaba fuera de servicio, dando positivo de alcohol y drogas en los análisis realizados tras el siniestro. Sanz apuntó que, más allá de las decisiones judiciales que se vayan tomando, la Guardia Civil ha cesado de inmediato al acusado y le ha suspendido de sus funciones. Sobre los fallecidos, el delegado del Gobierno confirmó que son tres las víctimas mortales de este accidente, todas miembros de una familia que viajaba en el taxi accidentado. Además, hay una joven de 18 años ingresada en la UCI del Hospital Regional, aunque está consciente, y otras dos mujeres, madre e hija, que se recuperan en el Hospital Clínico de diversos traumatismos.

El accidente de ayer en Torremolinos no fue el primero en que se ha visto implicado el sargento de la Guardia Civil detenido como causante de éste, ya que en 2014 protagonizó un siniestro similar cerca de Mijas en el que también dio positivo de alcohol. Aunque en esa ocasión no hubo víctimas mortales. Según la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) de Málaga, esta organización exigirá una investigación de estos hechos, ya que recuerda que sería la segunda ocasión en que este mismo agente se vio implicado en un accidente de tráfico bajo los efectos de sustancias ilegales, aunque en esa primera ocasión sólo se produjeron daños materiales.En aquel siniestro, el suboficial detenido se encontraba destinado en el puesto de la Guardia Civil de Tolox cuando, en la carretera A-7053, se produjo un accidente en el que se vieron implicados dos turismos y una motocicleta. Según ha podido saber este periódico, el agente se marchó del lugar antes de la llegada de la Guardia Civil de Tráfico alegando a los demás implicados en el accidente que no se encontraba bien, aunque los investigadores, que no pudieron localizarlo hasta un día después, concluyeron que lo hizo para evitar que le hicieran las pruebas del alcohol y drogas. El caso, que está pendiente de aclararse judicialmente, supuso que fuera cesado de destino y funciones por la Comandancia de Málaga, cuyos responsables le abrieron posteriormente dos expedientes disciplinarios por diferentes altercados que protagonizó con vecinos de Tolox. Tras intentar volver a este municipio, fue destinado a Ciudad Real y posteriormente, tras varios intentos por volver a Málaga, recaló en Casariche (Sevilla), donde trabajaba hasta el miércoles, cuando se encontraba de permiso y provocó el accidente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine