El delegado del nuevo distrito
Miguel Briones Artacho 

«Eliminar las cuadras de caballos es una de las demandas»

Entrevista con Miguel Briones

 09:26  
Miguel Briones junto a la fuente de Sandro Botticelli (de los colorines), una de las más representativas del distrito.
Miguel Briones junto a la fuente de Sandro Botticelli (de los colorines), una de las más representativas del distrito.  Arciniega

Javier García Recio Unos 35.000 vecinos esperan con ganas la creación del nuevo distrito de Teatinos-Universidad. El hombre encargado de ponerlo en marcha es Miguel Briones, que conoce las expectativas creadas y espera responder a ellas abriendo el escenario de un nuevo espacio donde los vecinos se sientan más protagonistas y donde el trabajo municipal llegue a ellos de manera más satisfactoria. Estos son sus planes.

Usted es el primero en asumir las ventajas e inconvenientes de iniciar un camino en Teatinos.
Hay que decir que la zona ha estado atendida, si bien ahora tendrá el reconocimiento administrativo de unos servicios que van a tener unos destinatarios con personalidad propia, con un perfil determinado. Tiene riesgo, claro, pero son consustanciales a los pasos que damos para consolidar una unidad de población que se siente así reconocida.

Es una zona en su mayoría nueva, pero con algunas reivindicaciones antiguas.

Allí hay barrios muy consolidados, pero la gran proporción es una zona joven y nueva. Es verdad que hay demandas muy antiguas, que vienen de esa zona más consolidada y otras más recientes, con carencias en asuntos de educación o sanidad.

Hablemos de esos problemas y de uno de los más preocupantes: la presencia de cuadras de caballos en la zona.

Es cierto pues he tenido ya oportunidad de hablar con colectivos vecinales, con responsables de colegios, comerciantes y otros colectivos que nos han hecho llegar sus demandas y de ellas destacan dos: la presencia de los caballos y la falta de un instituto. Los caballos están allí pues allí estaba el recinto ferial. Allí hay varias cocheras algunas de ellas regularizadas, pero hay otras sobre las que tenemos dudas sobre su legalidad. Está claro que hay un problema de salubridad y de olores y los vecinos reclaman con razón su traslado. Estamos en ello, pero el problema es que aún no tenemos un espacio donde trasladarlos por lo que seguiremos trabajando para resolver el problema lo antes posible.

En la zona de El Romeral abundan los solares vacíos para los que los vecinos reclaman un uso satisfactorio.

Es cierto que en esa zona hay varios solares bastante grandes que son en su mayoría privados. Hay uno junto a la fuente de Sandro Botticelli que es de los sindicatos, que les hemos pedido que lo vallen. Había otro junto al colegio Almudena Grande en el que acaban de comenzar las obras de ampliación; a su espalda, junto al colegio Carmen de Burgos hay otro solar reservado para el instituto. La iglesia católica tiene otro solar en El Romeral, también muy grande, y los vecinos sugieren que llegásemos a un acuerdo con el obispado para hacer en el subsuelo un aparcamiento.

En El Romeral el problema del ruido sigue persistiendo pese a los esfuerzos realizados

Esto es un problema que se concentra en la avenida Plutarco y que es complicado. Hemos adoptado medidas para paliarlo, y digo «paliar» pues la solución definitiva es que transijan comerciantes y vecinos. Llegar a un acuerdo para que la ocupación del suelo sea legal y respetando niveles de ruidos y que los vecinos entiendan que mientras los comerciantes se atengan a la ley, deben quizá soportar un mínimo de ruidos. Seguiremos reuniéndonos con ambas partes para buscar un escenario de convivencia.

Usted es también concejal de Educación y en esa doble condición se enfrenta a la exigencia de un instituto para Teatinos.

Hay uno en Torre Atalaya que se hizo pues estaba vinculada a la población de la zona y fue producto del crecimiento natural de ese núcleo. Ahora es necesario un nuevo instituto en Teatinos, que ya la Junta debió prever hace años. Los argumentos de la Junta para no construirlo no nos parecen de recibo. Dicen que la población está suficientemente atendida con el de Torre Atalaya, que se está ampliando, pero no lo está, lo prueba el que la gente se traslada para no verse con este problema. La Junta maneja un escenario de 4 ó 5 años para este instituto y nos parece que eso es contrario a las necesidades del distrito que demanda ya un centro de este tipo.

Ciñéndonos al área de Educación, ¿qué esfuerzo cuatrienal prepara?

Reforzar el área. Hemos querido mantenerla como un área especial, pues especial es el esfuerzo educativo. Tenemos una labor de implementación de las competencias de la Junta a través de las actividades educativas. En los últimos años hemos invertido cerca de nueve millones de euros en obras de mantenimiento y reforma de los colegios; casi 100.000 alumnos han participado el curso recién terminado en las actividades programadas en Infantil, y ESO obligatoria. Mantenemos un concurso de literatura infantil que va adquiriendo prestigio y también los premios de educación para alumnos de ESO y de Bachillerato, para profesorado y para centros educativos, con una gran aceptación a tenor del número de participantes.


El protagonista





PLAZOS
¿Cómo y en qué tiempos se irá configurando el distrito?
El distrito cuenta ya como su delegado, que soy yo y acabamos de nombrar a Eva Sánchez como directora. Ahora hay que conformar el equipo económico, el de los servicios sociales y el de servicios operativos. La sede de la junta de distrito estará en la calle Miguel Carrera en unos locales de un bloque de viviendas que la Gerencia de Urbanismo va a acondicionar. Los servicios sociales estarán en la calle Miguel Díaz Recio. En el otoño tendremos abierta la junta de distrito. Mientras hay que decir que este ya está funcionando y que los vecinos pueden tramitar sus documentos en Cruz de Humilladero o Puerto de la Torre.  


Especiales de La Opinión

Viaje a la Málaga Milenaria

La Opinión de Málaga analiza cada quince días un yacimiento de la provincia. Cerro del Villar, Marbella, Bobastro... descubre los tesoros arqueológicos de Málaga

 

NOVELA 'Eva', la segunda entrega de la saga de Lorenzo Falcó, traslada al detective a Tánger, en un episodio que transcurre en marzo de 1937


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Objetos frágiles', de Ines Mendoza 

ADEMÁSCésar San Juan Guillén: 'Beatlefilia', una pasión sin medida | Enrique García Martín: Una carta de amor al español | Las variaciones de Rachel Cusk | Kingsley Amis: El joven airado y el viejo iracundo


Suplemento especial



Enlaces recomendados: Premios Cine