VOTE ESTA NOTICIA
Entrevista a Juan Manuel Pascual Fernández

´Para volver a investigar el sistema tiene que cambiar y no es sólo que haya dinero´

Este profesor de Neurología, Fisiología y Pediatría ssegura entender que el talento se esté buscando la vida fuera porque "ahora lo que toca es salir y formarse con los mejores", pero confía en que muchos volverán

26.06.2013 | 15:41
Juan Manuel Pascual, ayer durante la entrevista.
Juan Manuel Pascual, ayer durante la entrevista.

Este malagueño de nacimiento y de vocación, que cruzó el charco hace más de dos décadas siguiendo el plan trazado para
él por Severo Ochoa, ingresa hoy como académico correspondiente en la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo. Reconocido neurólogo, está al frente del departamento de enfermedades raras de la Universidad de Texas y dirige cinco grupos de investigación.

¿Cuál sería la carta de presentación de uno de los neurólogos más prestigiosos del mundo?
Simple. Soy de Málaga, vivo en Málaga una parte del año y el resto del tiempo trabajo en el estado de Texas, en EEUU. Soy médico e investigador. Me interesa mucho el sistema nervioso, pero no solamente cómo funciona y qué hace, sino qué significa reflexionar sobre él. Soy profesor de Neurología, Fisiología y Pediatría y clínicamente veo enfermedades desconocidas o sin diagnóstico, principalmente en niños, pero también en adultos. Y cuando puedo me dedico a la filosofía de la Ciencia.

Porque las humanidades son su otra gran pasión.
Sí, pero no hay diferencia entre una cosa y otra. Es un error tratar de separar la fantasía científica de la creación literaria o del razonamiento filosófico. Trabajar en una me ayuda mucho con la otra. Son capacidades multiplicativas.

Cuando estaba estudiando Medicina en Málaga se cruzó con Severo Ochoa.
Mi padre era profesor de Filosofía en el Instituto Femenino de Gaona, donde él había estudiado de niño. Estaba en segundo de carrera cuando vino a un homenaje y pude saludarle unos minutos. Le pregunté si podía mandarle una carta y me dijo que sí. Le expliqué que quería dedicarme a la investigación, que tenía el convencimiento de que había un mundo diferente a éste, y rápidamente me dijo lo que tenía que hacer. Me escribió cartas de recomendación y me dijo que tenía que irme a Estados Unidos. Fue mi gran inspiración para dar el salto, aunque lo hubiera dado de todos modos, pero él me dió confianza y optimismo.

Se fue en 1991. Entonces la investigación en España, al igual que ahora, no atravesaba un buen momento.
Estaba bajo mínimos, luego llegó a un mínimo y ahora otra vez vuelve a estar bajo mínimos. En España somos muy propensos a cambiar el sistema de forma drástica, esperando siempre que el siguiente sea mejor. Luego la vida pone las cosas en su sitio y te das cuenta de que no has hecho bien los deberes, que no has pensado en las consecuencias y que no has mirado más allá de tus intereses personales inmediatos. Y algo como la investigación, que necesita una generación íntegra para que se pueda asentar, nunca puede estar sometida a un ciclo de cuatro años.

¿Siente que se está arrinconando la labor de los investigadores en España?
Hay graves problemas de financiación. Pero me preocupa mucho más la desmoralización. El daño de verte obligado a irte de tu país es muy difícil de reparar. Yo si pudiera viviría aquí y trabajaría en la Universidad de Málaga.

Pero aquí, quizás, sus inquietudes profesionales no tendrían respuesta.
Pero porque la forma de pensar de la gente es muy diferente. Las personas que tienen enfermedades de difícil diagnóstico y que participan en los estudios experimentales humanos que llevo a cabo no esperan que les cure de manera milagrosa, pero sí que contribuya a que a los que vengan después les vaya mejor. Max Weber defendía la responsabilidad individual de cada persona.

Vamos, arrimar el hombro.
Todo el mundo tiene que sacrificarse y en épocas de crisis todavía más. En EEUU tampoco las cosas son maravillosas. En los últimos seis meses he tenido que escribir cinco proyectos de investigación. En otra época hubiera escrito uno. Y la probabilidad de que me los financien es del 6 o 7%. Nadie lo tiene fácil.

Pero, ¿hay capacidad de recuperación?
En España hay una gran materia prima en el campo de la investigación de la que fuera nos estamos beneficiando. Lo único que pueden hacer es salir y formarse con los mejores. Yo me permito el lujo de elegir entre currículum muy cualificados procedentes de todo el mundo, y entre ellos elegí a dos españoles porque eran los mejores. La investigación tuvo un momento de auge en España y ese talento está por alguna parte y confío en que muchos volverán. Pero el sistema tiene que cambiar radicalmente. Y no es sólo cuestión de dinero.

¿Por dónde habría que empezar para parar esta fuga de cerebros?
Cuando escasean los recursos hay que recortar, pero hay que hacerlo con un criterio objetivo, imparcial y transparente, que no dependa de influencias o de contactos. El sistema tiene que seleccionar y promocionar a la gente que tiene más méritos y en España eso no ocurre todavía. Y es posible. En Alemania, ya han conseguido acabar con los puestos vitalicios. En EEUU, de todos mis proyectos de investigación se publica un resumen de 30 líneas que es público y se puede consultar en internet y del que se deduce por qué se invierte en él y cuál es su dotación económica. A partir de ahí, toca trabajar más que nadie porque la competencia es dura, no sólo para los que empiezan, también para los que llevamos años investigando.

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

Edición Local


Las luces ya alumbran la Navidad de Málaga

Las luces ya alumbran la Navidad de Málaga

El montaje de la estructura de la iluminación navideña en la calle Larios se inspira en la...

Cáritas cifra en 85 las personas que duermen en la calle en Málaga

Cáritas cifra en 85 las personas que duermen en la calle en Málaga

La institución, que presenta su campaña anual, cree necesario llegar a las 330 plazas para atender...

La Fundación Ciedes quiere llevar el modelo del Centro a los barrios de Málaga

La Fundación Ciedes quiere llevar el modelo del Centro a los barrios de Málaga

Los expertos de la fundación insisten en la necesidad de crear museos en todos los distritos de la...


Apenas se les controla la temperatura a un 15% de los pacientes operados

Apenas se les controla la temperatura a un 15% de los pacientes operados

Expertos señalan que el control de la temperatura es clave para prevenir la hipotermia durante las...

Urbanismo reclama a Ferrovial el pago del alquiler del centro Inacua

Urbanismo reclama a Ferrovial el pago del alquiler del centro Inacua

El Ayuntamiento ha denegado la petición de una rebaja y un aplazamiento del canon de alquiler y...

Las luces de Navidad también llegan a los barrios

Las luces de Navidad también llegan a los barrios

Conoce cuáles son las calles que encenderán la iluminación en los once distritos de la ciudad

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine