Formación vial

Las autoescuelas dejan de impartir hasta un 80% de clases prácticas por el paro de examinadores

Dicen que hay comarcas casi sin actividad y que han perdido a muchos alumnos universitarios que se van a estudiar fuera

20.10.2015 | 05:00
Vehículos de autoescuelas en la zona de salida de los exámenes, en la calle La Boheme.

­La actividad de las autoescuelas malagueñas se está viendo muy afectada por la huelga parcial de tres horas diarias que los examinadores de la Dirección General de Tráfico vienen secundando desde el pasado 14 de septiembre. Unos 120 alumnos se quedan cada día sin poder realizar el examen práctico en la fecha inicialmente programada por la DGT y tienen que ser reubicados en jornadas posteriores, lo que hace que la espera desde que un alumno es presentado por su autoescuela a la prueba hasta que finalmente Tráfico lo convoca sea superior a un mes. Según explicó ayer el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Málaga (APAE), Antonio Martín, esta situación está provocando que el número de clases prácticas se haya reducido ya un 50% en el caso de la capital y hasta un 80% en las comarcas de Ronda, Marbella y Antequera respecto a las mismas fechas de años anteriores, con la consiguiente merma de ingresos para el sector. Y es que si el paro afecta a los alumnos de la ciudad de Málaga, aún lo hace en mayor medida en el resto de la provincia, ya que los examinadores están cortando su jornada a las 12.30 horas, haciendo muy improductivas las salidas que la DGT organiza periódicamente por la provincia. De hecho, en la zona de Ronda no hay exámenes desde hace mes y medio y en Marbella, prácticamente desde hace un mes

«Lo estamos pasando fatal. Hay muchas autoescuelas de la provincia que prácticamente no están trabajando al no haber exámenes prácticos en las comarcas. Y si un alumno no sabe cuándo se va a examinar corta su preparación y deja de dar clases. En la capital también hay casos de alumnos que han sido convocados en dos días diferentes y no han podido hacer la prueba», comentó Martín, que prefirió no obstante no dar aún una cifra concreta de pérdidas estimadas en el sector a consecuencia de la huelga.

Las autoescuelas malagueñas (cerca de 300 en la provincia) sí calculan que hay ahora mismo un «tapón» de unas 4.700 personas (2.700 en la capital y otras 2.000 en las comarcas) pendientes de examinar. En este número entran tanto los alumnos que han visto retrasado su examen y están pendientes de poder realizarlo en una nueva fecha como los que todavía están a la espera de que la DGT los cite por primera vez desde que presentaron su solicitud.

«Sin huelga sería muy fácil desatascar esta situación y volver a la normalidad pero eso depende de que la DGT y los examinadores lleguen a un entendimiento. Es una huelga a nivel nacional, convocada de forma legal, y no podemos hacer nada», comenta resignado el presidente de la APAE, que desea una inmediata solución al conflicto. Lo peor para las autoescuelas, según afirmó, es que están perdiendo uno de los tramos de mayor productividad del año, ya que son muchos jóvenes los que aprovechaban el verano y el mes de septiembre para sacarse el carné con vistas al inicio del curso universitario. El paro de los examinadores y la incertidumbre sobre la fecha de la citación con la DGT ha propiciado que muchos alumnos de este perfil hayan cortado gradualmente sus clases prácticas en las autoescuelas.

«Muchos son alumnos que ya no volverán porque se han ido a estudiar a Granada, a Sevilla o a Madrid. Y cuando acabe la huelga y se retomen las clases de conducir quizá lo harán ya desde esas ciudades. Son clientes perdidos para las autoescuelas de Málaga. Va a ser muy duro levantarse de este golpe. Puede haber autoescuelas que no lo superen, porque esta época del año es de las que genera más ingresos y se está perdiendo», lamentó Martín. Se da la circunstancia de que Málaga es una de las provincias españolas donde se está dando un mayor seguimiento de esa huelga, convocada a nivel nacional por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) y los sindicatos CGT, CSIF y USO. Desde que comenzó el paro, casi el 100% de la plantilla de examinadores en Málaga (unos 24 en activo) están secundando el paro. Los convocantes piden una mejora del complemento retributivo, que se reduzca el número de pruebas diarias por examinador y que el resultado de las pruebas no se comunique directamente al alumno sino que dé en diferido para evitar casos de agresiones.

Manifestación en Madrid. El delegado de Asextra en Málaga, Manuel Augusto Fernández, explicó ayer que, pese a que la DGT ha hecho alguna concesión en el punto de la comunicación de los exámenes a los alumnos, no se considera suficiente y que la huelga, por tanto, continúa. Para mañana miércoles, si no hay un acuerdo de última hora entre el comité de huelga y la DGT, hay prevista una jornada de huelga completa para que examinadores de toda España pueda secundar una manifestación en Madrid. «De Málaga tenemos previsto ir unas 20 personas. Ya tenemos preparado un autobús», comentó Fernández. De entrada, esa jornada de paro dejará mañana a casi 300 alumnos malagueños citados por la DGT sin posibilidad de hacer el examen práctico.

Tras esa jornada, y de no producirse avances en la negociación con Tráfico, volverían los paros parciales de tres horas, aunque Asextra afirma que ya se estudia presentar, a partir de la próxima semana, una nueva convocatoria de huelga para días completos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine