Sanidad

Carlos Haya reduce riesgos al implantar con una nueva técnica válvulas aórticas

Lleva un año con unas válvulas que no necesitan puntos de sutura y que mejoran la recuperación tras una cirugía - Ya han sido intervenidas diez personas

03.01.2018 | 15:43
Operación cardiaca en el Hospital Carlos Haya.

El Hospital Regional de Málaga (Carlos Haya) lleva un año aplicando una novedosa técnica para implantar válvulas aórticas biológicas, que no necesitan de sutura y que están mejorando la recuperación de los pacientes, en su mayoría con una edad que supera los 80 años. Cirujanos cardiovasculares de la Unidad de Corazón del Hospital Regional han intervenido en este año a 10 pacientes con estenosis aórtica (estrechamiento de la válvula aórtica) y a los que se les ha implantado válvulas aórticas biológicas autoexpandibles, que no necesitan puntos de sutura para ajustarlas al corazón una vez la lesionada se retira.

Desde que se implantó esta técnica, hace ahora un año, todos los pacientes intervenidos han tenido una evolución favorable y sin complicaciones, siendo la mayoría de ellos de más de 80 años y que sufren otras patologías.

La utilización de este tipo de válvulas supone una ventaja en la cirugía extracorpórea ya que, al no ser necesario ajustarla a la estructura del corazón mediante suturas, se acorta el tiempo de la operación y se reduce el tiempo en que el corazón permanece parado, con la circulación de la sangre a través de máquina, a un lapso de 15 a 20 minutos.

"Todas las técnicas o procedimientos que nos permitan acortar los tiempos totales de la cirugía, en aquellos pacientes en los que está indicada, son bienvenidas pues el mayor beneficiario de estos avances son los pacientes", comenta el cirujano cardiovascular del Hospital Regional, José Francisco Valderrama.

La sustitución de la válvula aórtica (que impulsa la sangre desde el corazón al resto del organismo) está indicada en la estenosis, o estrechamiento, debido a la calcificación que se produce en su anillo por enfermedad degenerativa. Además, dado que no hay que suturar, su utilización está especialmente indicada en cirugía mínimamente invasiva, procedimiento que se lleva a cabo habitualmente en el Hospital Regional de Málaga desde hace años.

Gracias a esta técnica se puede intervenir con más garantías a pacientes de edad avanzada, con cirugía combinada valvular y/o coronaria, o con alto riesgo quirúrgico. Todos estos pacientes se benefician de una rápida implantación de la válvula aórtica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine