Política

El PP confía en acelerar la expulsión de su concejala díscola en Alhaurín el Grande

Los populares esperan que esté dada de baja antes de la celebración del pleno extraordinario para mantener la posibilidad de frenar la moción

13.01.2017 | 19:40
Una imagen de un pleno en Alhaurín el Grande.

Después de confirmar que María Fernández, única concejala que le quedaba al PP en Alhaurín el Grande, figura como una de las firmantes de la moción de censura presentada en el municipio, la dirección provincial inició el proceso correspondiente para expulsar a su todavía edil. Un proceso que se cursó el mismo día que se hizo oficial la moción, y que ahora aguardan en la dirección provincial del partido con la esperanza de que la baja de Fernández se oficialice cuanto antes. En el PP confían en que de esta manera se pueda abrir una vía para mandar a su concejala díscola al grupo de los ediles no adscritos, y su voto no compute en el pleno extraordinario convocado ya para desbancar a la todavía alcaldesa, Antonia Ledesma.

En este sentido, el responsable de la gestora del PP, Manuel Marmolejo, aseguró a este periódico que «ya se ha iniciado el proceso de expulsión para que Fernández deje de ser del PP». Aunque insiste en que su proceso de baja se llevará a cabo desde un escrupuloso respeto a los estatutos del partido, y que tendrá que ser la comisión de derechos y garantías del partido quien ejecute la expulsión. En todo caso, Marmolejo insistió en que Fernández debería renunciar a su acta por «coherencia política» y subrayó que «no representa al PP». Una vez concluida la expulsión, el PP pasará a mandar la expulsión al Ayuntamiento, y confía en que la secretaria tome la decisión de pasar a Fernández al grupo no de concejales no adscritos.

Antecedente en Alhaurín

En la anterior legislatura, en 2013, el PSOE decidió expulsar a su entonces edil Antonio Bermúdez, que luego pasó a encabezar el proyecto de Alternativa Socialista (ASALH). La dirección socialista, entonces de la mano de Cristóbal Fernández, solicitó al Ayuntamiento que pasara a Bermúdez, al igual que ahora pretende hacer el PP con Fernández, al grupo de los concejales no adscritos. Una petición que fue denegada por la misma secretaria que sigue ejerciendo el cargo ahora. En un escrito transmitido en su momento, según fuentes del PSOE, fue la propia Ledesma quien comunicó a Fernández la negativa. En este caso, se aludió a que la expulsión del partido no implica automáticamente la expulsión del grupo municipal. Una situación similar, que aguarda su desenlace con Ledesma, de nuevo, como una de las protagonistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine