Columna abierta

Pues el delito mayor...

Las intenciones del Gobierno parecen pasar por precarizar el poder adquisitivo del jubilado a medida que se va haciendo mas viejo. O sea, que al cúmulo de penurias económicas que podemos atravesar se une la longevidad como cuestión negativa

10.06.2013 | 05:00

El nuevo plan de pensiones formulado por el «comité de sabios» que el gobierno promueve, parece castigar la longevidad de los españoles. Rebajar gradualmente la cuantía en razón de la esperanza de vida es precarizar el poder adquisitivo de los jubilados a medida que se hacen más viejos y, consecuentemente, mayores son sus necesidades en un marco de abolición de servicios sociales y copago de la sanidad. Será cualquier cosa menos justo el sistema de aplicar mecánicamente ratios colectivas a una población de individuos que vivirá más o menos –diga la media lo que quiera– porque la esperanza teórica no allana las enfermedades ni las singularidades genéticas. A salvo de los matices aplicables a esta lectura, el tal sistema contiene todos los gérmenes de discriminación –por indiscriminado– y de injusticia –por genérico– que cabe imaginar en la más modesta aproximación casuística. Habrá que conocer los factores de corrección y garantía capaces de «humanizar» el mero cálculo de magnitudes generales, esa estimación cuantitativa del conflicto entre ingreso y gasto que parece tratar al pensionista como elemento excedentario de una cadena de producción, subordinando su número y calidad al cuadre de cuentas por debajo del más elemental humanismo. Salvo que lo hayan explicado mal, o mi entendimiento sea romo, el Pacto de Toledo rechazará la fórmula antes de que lo haga la oposición parlamentaria en pleno. Hay otras ratios desalentadoras en la propuesta del comité de expertos, pero ésta duele especialmente.

Los comités de sabios pueden ser una salida fácil al descrédito de los políticos, pero sus conclusiones no les vinculan a responder de los resultados. Son los políticos los que llevan la carga del gobierno, y no parece que los responsables actuales estén en condiciones de transformar en sentido humanista las rudas tablas de cálculo monetario. Acaso no hayan reparado en el pesimismo profundo que dimana de esa manera de calcular, que simplemente ratifica la insostenibilidad del sistema con base en las condiciones actuales. Pero operar a medio y largo plazo sobre el peor supuesto de presente es dar por hecho que la crisis no remontará nunca, que la potencialidad productiva del país se ha hundido para siempre y que el estado de bienestar es irrecuperable. Los que venden la «marca España» tendrán que hacer virguerías para compensar tanta fe del país en sí mismo. Y eso que todavía no ha entrado en funciones el «comité de sabios» que Montoro anuncia para atajar el caos fiscal...

Al paro que se da por resuelto con el primer respiro estacional, la juventud sin trabajo, la diáspora de licenciados, la miseria de los recursos para investigación y el frenazo del I+D+i, se une ahora la esperanza de vida como negatividad. No cabe pedir permiso para nacer, pero habrá que pedirlo para no morir, «pues el delito mayor / del hombre es haber nacido», escribió el genial Calderón en el siglo XVII. Algo habrá que hacer antes de que la derechona española consiga demostrarlo.

Opinión

Colarse en el metro

Algunos paisanos se pasan por el torno lo de que hay que pagar billete. El suburbano lo explica...

 
 

CARLOS PÉREZ ARIZA

Sequía total

La lluvia ausente se hace perenne, pero el pulso político está en otros menesteres menos...

 
 

DANIEL PÉREZ MORALES*

Amputar el metro

En nuestra ciudad se está coartando el progreso debido a la actitud irresponsable y partidista...

 
 

ADRIANA MARTÍN

Los valores del deporte

Que el deporte es una herramienta para educar en valores es innegable. Que además el...

 
 

HORACIO EICHELBAUM

Me duele la cabeza

Los periodistas deberíamos llevar un termostato para cuando desprendemos demasiado calor en los...

 
 

JUAN CARLOS BONILLA

Lujos

No sé si recordarán esto. Mick Dugan: «Estás preciosa». Tess McGill: «!Ya, pero me gustaría un...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine