En corto

Muerte de un buen amigo

21.06.2013 | 05:00

El secreto de un personaje es que se acabe estableciendo con él una relación sentimental. El sentimiento puede ser de amor, de odio, de miedo, de amistad, de atracción, de repulsión, de admiración, de compasión, o una mezcla en las dosis que sea, pero lo que cuenta es la intensidad emocional. Un personaje no es exactamente una persona, tiene una doble impostación, la de persona y la de personaje, pero entre las dos máscaras se forma un aura. Mi amistad con James Gandolfini, tierna y lo justo de distante (como son las mejores), empezó con su impagable papel de ganster homosexual en The Mexican. En aquella película ya me pareció muy injusta su muerte, y desde entonces tengo una cuenta pendiente con Brad Pitt. Luego queríamos pensar, con el final abierto de Los Soprano, que Gandolfini ya no podría morirse nunca: un superviviente de la cabeza a los pies. Y ahora, de pronto, esto.

Opinión

ÁNGELA PARÍS ÁNGEL

La que calla otorga

Hace muchos años una amiga me contó que una noche, mientras estaba de fiesta, se enrolló con un...

 
 

Sin papel de fumar

Podemos cambiar el nombre, pero esto es una cárcel», venía a decir ayer uno...

 
 

JUAN TAPIA

Crisis en Berlín, susto en Europa

Jean Pisany-Ferry es un economista francés que inspiró el programa...

 
 

LUIS M. ALONSO

El cultivo del odio

Esa idea falible y repugnante que es el nacionalismo nos ha traído de nuevo el recuerdo del...

 
 

MIGUEL A. SANTOS GUERRA

¿Es que no puedo tocarte...?

Hay actitudes propias de una época y de un lugar en los que no se...

 
 

Cartas al director

Las cartas se pueden enviar preferentemente mediante correo electrónico a la dirección...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine