En corto

¿Ya esta aquí la del XXI?

18.04.2015 | 00:14

El prestigio de la palabra Estado, que, para empezar, se escribe con mayúscula (con matices que no vienen al caso), es misterioso. Todas las guerras santas surgidas, incluso la que parecía más exitosa en su siniestro designio (Al Qaeda), van quedando unificadas en la de Estado Islámico. Aunque cabría pensar que es debido a su enorme agresividad y eficaz organización, la capacidad de convocatoria que está detrás tiene mucho que ver con la elección del nombre. Un Estado es la forma suprema del poder, tan suprema que dispone de una llamada razón (la razón de Estado), y esa forma se formaliza a su vez en la propia palabra. El Estado tiene la magia de un fetiche. Como encima EI es el primer Estado en el que toma estado la forma-red, lo que le permite estar, como Dios, en todas partes y en ninguna, cabría pensar que con el Estado hemos topado, amigo Sancho, y la guerra está armada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JUAN DE DIOS CRESPO

Sudar la camiseta

Eso es lo que se dice cuando se entra en un campo de fútbol, es lo que el entrenador, el...

 
 

ALBERT CANO

Por dentro y por fuera

Cómo lo venUna May cada vez más débil y un año de...

 
 

La pesadilla de las naciones

El otro día Pablo Iglesias hizo una disquisición sobre las naciones...

 
 

SUSU

Perdidos en la lluvia

Él caminaba bajo la lluvia. Con paso firme y rápido iba sorteando los pequeños charcos de entre...

 
 

Cartas al director

Criminales buenos y criminales malosUn preso político es aquella persona que ha sido...

 
 

GUILLERMO BUSUTIL*

La rubia del descapotable

Con alias de detective de cine y perfil hitchcock armado de pipa, rastreó los...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine