Tierra de nadie

700 euros

13.07.2015 | 05:00

Los acreedores se pasan la vida inventando fórmulas para hacernos picar, mientras que los deudores solo hemos inventado el sufrimiento. Ahí están los pagos a plazos, por hablar de lo más obvio. Páguelo en 24 meses, y sin recargo. Resulta que estás dispuesto a comprarte un teléfono móvil de 700 euros. Llevas meses ahorrando. Pero en la tienda:

–Guárdese los 700 euros o empléelos en un capricho, porque puede pagar el teléfono en cuotas de 25 euros durante dos años.
–¿Y los intereses?
–Sin intereses.

Bien visto, parece una tontería desprenderse de golpe de los 700 euros. Mejor están en tu bolsillo que en los del vendedor. Acabamos de picar, pero aún no notamos el pinchazo del anzuelo en el paladar. Lo que si notamos es el dulce peso de los 700 euros en el bolsillo. ¿Por qué no celebrar su permanencia invitando a comer al novio, a la novia o a ese par de amigos con los que te acabas de encontrar? Total, que en una semana has fundido los 700 euros que habías ahorrado para el teléfono y aún no has empezado a pagar las cuotas. Los acreedores son el diablo. Disponen de un ejército de gente que se pasa el día inventando fórmulas para crear deudores. Los deudores, en cambio, no hemos inventado nada para eliminar a los acreedores. Hay una fórmula estupenda, que es la de no pagar.

–Mire usted, no le pago. Acepté el crédito en unos momentos personales muy malos, pues mi marido acababa de fallecer y no tenía ni para el ataúd. En esa situación no se razona, de modo que usted verá lo que hace pero despídase del dinero.

Los prestamistas hacen cosas muy feas, pues tienen a sueldo a gente sin escrúpulos y con un revólver en la sobaquera. Quizá la de no pagar sea una mala idea, pero se nos debería ocurrir algo para darles esquinazo. Y ese es mi reproche, la falta de reacción frente a las fórmulas imaginativas de los acreedores. Es que te venden las vacaciones de ahora mismo y no tienes que empezar a pagar hasta enero. Y en enero igual nos hemos muerto. Morirse no deja de ser una respuesta, de ahí quizá el aumento de los suicidios en Grecia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine