360 grados

Esto es Europa

20.09.2015 | 01:09

Se ha comentado mucho últimamente el gesto de la miserable periodista de televisión húngara que puso una zancadilla a varios refugiados que intentaban escapar de un cordón policial para introducirse en Hungría y derribó de una patada a un padre que llevaba en brazos a su hijo pequeño.

Ha sido al parecer despedida y se enfrenta a una pena de cárcel. Pero en realidad no hizo más que seguir el ejemplo del Gobierno xenófobo de un país que da la impresión de querer defenderse otra vez de los bárbaros como cuando en el siglo XVI fue invadido por el imperio otomano.

Afortunadamente para el refugiado en cuestión, se trataba de un entrenador de fútbol sirio, y ya sabemos que en este país no hay nada más importante que el fútbol. Esa circunstancia hizo que el Centro Nacional de Formación de Entrenadores se interesara por él y el resto de su familia y que se ofreciera a acogerle a él y a su familia en la capital española.

No ha tenido, sin embargo, tanta publicidad el comentario de un reportero gráfico, en este caso uno de los nuestros, que se puso a fotografiar a refugiados y que, cuando uno de estos le gritó «No foto», le respondió con una mezcla de indignación y eurocéntrico orgullo: «Esto es Europa. Tendrá que acostumbrarse a la libertad».

«Algunos pretenden dar lecciones con condescendencia. Además, lo publica el periódico con orgullo. Y el reportero debió de sentir por su parte que ganaba puntos en la profesión», me comentó indignado un amigo, que fue quien me relató lo ocurrido. No puedo estar más de acuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine