Tribuna

Cher, la pasta de dientes y la independencia

04.10.2015 | 05:00

Éramos pocos y parió la Diosa del Pop. Después de Angela Merkel, Barack Obama, David Cameron y Manuel Valls, la cantante y actriz Cher se ha sumado y asomado a la lista de personalidades mundiales que se posicionan en contra de la independencia de Cataluña. La suya no fue una declaración de tintes institucionales porque lo suyo es el espectáculo, no la política, pero casi ha tenido más repercusión en la red que las palabras de los dirigentes. Todo empezó de la forma más inocente y demuestra que a la artista, a sus 69 años, le va la marcha. Uno de sus devotos seguidores, autollamado «El rey del drama», le preguntó en su cuenta personal de Twitter su opinión sobre los resultados de las elecciones en Cataluña del pasado domingo. Fue soprendente la pregunta y más sorprendente fue que la protagonista de Hechizo de luna accediera a responder una hora después: «Creo que puede hacer un daño irreversible. Hay cosas difíciles de arreglar una vez deshechas». Además, añadió un refrán anglosajón: «No se puede volver a meter la pasta de dientes en el tubo cuando ya la has sacado». A la desconocida faceta de politóloga de la ex componente de Sony & Cher hay que sumar la de bien queda, pues acto seguido intentó congraciarse con los independentistas al desearles «lo mejor porque son gente maja».

El lío vino cuando, al enterarse por el mismo tuitero que los medios de comunicación estaban recogiendo sus palabras en contra de la secesión, la intérprete de Believe añadió: «No estoy en contra. La tendrían que haber tenido hace años pero los políticos no son dioses y a veces ni siquiera listos. Dos palabras. George Bush».

La ceremonia de la confusión aumentó más aún cuando le dijo a otro tuitero catalán: «Creo que merecéis vuestra libertad. Estuve involucrada en una gran manifestación de libertad hace tiempo. Pero vuestro destino sigue unido a España». O sea, que sí pero no. O no pero sí. Menos contradictoria se mostró la asidua visitante de los quirófanos de cirugía estética cuando hace unas semanas opinó sobre el candidato Donald Trump (que, por cierto, tiene sonrisa de anuncio de dentífrico): «¿Por qué los republicanos permiten que Donald Trump se postule a presidente? ¿Cuáles son sus credenciales. ¡El ego de Donald Trump está muy inflado, bien podría ser el próximo (dirigible) Hindenburg! En el diccionario al lado de ´imbécil desagradable´ está la foto de ´DONALD», opinó en Twitter sobre un hombre al que en 2012 calificó cariñosamente de «cretino racista tan falso como el peluquín que lleva y miente como un bellaco solo para ser noticia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine