En corto

El pueblo sigue igual de cuerdo

24.10.2015 | 05:00

La prueba de la arterioesclerosis en que habían caído los grandes equipos del antiguo bipartidismo imperfecto, PP y PSOE, es la aparición a modo de circulación extracorpórea de los nuevos, por los que en el fondo circula la misma sangre, de centroderecha y de centroizquierda. De hecho si los viejos partidos hubieran evitado el estrechamiento vascular y purgado a tiempo los agentes tóxicos, los nuevos no habrían llegado a aparecer, pues sus fluidos de cambio habrían renovado los viejos. Ahora bien, lo ocurrido demuestra la enorme estabilidad de la base electoral española, sobre la que descansa el sistema político, y que hace que éste pueda autorepararse, absorbiendo el devastador impacto social de la crisis. O sea que los partidarios de que todo siga más o menos igual y los partidarios del caos redentor me parece que lo tienen igual de duro, y cuanto antes se hagan a la idea mejor.con el alcalda

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine