En corto

¡A cambiar de cara!

22.12.2015 | 05:00

En España nos cuesta pactar. Es como si en la transición se hubiera agotado para medio siglo el cupo disponible. El PP era ya especialista en dinamitar puentes (con Catalunya, por ejemplo), y en la campaña cada partido hizo lo propio, dinamitando el puente que tenía más a mano, pensando que así aseguraba mejor su granero. Gestos o declaraciones irresponsables de unos y de otros, jurando y perjurando que nunca apoyarían a su contrario ni tampoco a su vecino. Pero, aunque suene a animismo, da la impresión de que el electorado español tiene una mente propia, como si fuera una persona, y les ha dicho a todos: ¿no queréis pactar?, ¡pues tomad resultado a ver cómo os las arregláis sin pactos! Ahora los partidos, viejos y nuevos, tendrán que cambiar de gesto a toda prisa, o hacerse una cirugía restauradora. Botox, implantes, correcciones faciales. No les será fácil sin perder la cara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine