Con otra cara

¿Ondas gravita... qué?

14.02.2016 | 05:00

La comunidad científica anda revuelta con la detección de las ondas gravitacionales que predijo Einstein hace 100 años y que hasta ahora no pasaban de una mera teoría. Dicen que es el descubrimiento del siglo, por supuesto digno del Nobel y que abre una nueva ventana al Universo. Los que no entendemos que los aviones no se caigan o cómo es posible que veamos en la tele en directo lo que pasa en China, no podemos valorar evidentemente la importancia del descubrimiento, una carencia que me he propuesto solventar, por lo que llevo varios días intentando comprender qué son las ondas éstas y por qué tanto revuelo.

Les cuento lo que he sacado en claro por si ayuda a algún analfabeto científico como yo. Las ondas gravitacionales son como olas pero, en vez de en el agua, en el universo, que se producen por el movimiento de los objetos que hay por el cosmos.¿Que hay un choque de estrellas? pues se provoca una especie de onda expansiva con ondulaciones que se propagan por el espacio y que nuestros aparatos ahora son capaces de detectar aunque, como vienen de muy lejos, son muy, muy, muy pequeñas. Algo así como si en el centro de un estanque tiran una piedra y a nosotros en la orilla nos llega el agua unos segundos después. Vale. Esto es fácil. Hasta se puede entender que con las ondas seamos capaces de saber que explotó una estrella hace la intemerata en una galaxia muy lejana o que chocaron dos agujeros negros –nunca he entendido lo de la antimateria ni cómo pueden chocar, pero eso mejor lo dejamos para otro día–.

Lo malo es cuando en los artículos científicos empiezan con lo de que estas ondas constituyen fluctuaciones en el espacio-tiempo. ¡Ay, lo del tiempo...! Ahí es donde los profanos nos volvemos locos. Que el tiempo es relativo lo sé yo desde que el otro día las tres horas de la gala de los Goya me parecieron quince de puro aburrimiento, pero no creo que se refieran a esto cuando hablan de que si haces un viaje por el cosmos remoto durante, pongamos, tus dos semanitas de vacaciones, cuando vuelvas a la Tierra te encuentres con que han pasado dos siglos por muy bien que te lo hayas pasado volando por el universo. No. Creo que Einstein hablaba de otra cosa en su teoría de la Relatividad. Ni siquiera el ejemplo de que el espacio-tiempo es elástico ayuda a asumir que lo de Charlton Heston ante la Estatua de la Libertad derruida, en una Tierra postapocalíptica, tal vez no es tan descabellado.

Pero da igual. Si las ondas gravitacionales se crearon a raíz del Big Bang, hace alrededor de 13.800 millones de años y ahora podemos sentirlas. ¿Cómo no sentirse fascinados aunque no lo entendamos?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine