En corto

Los fantasmas sólo dan miedo

23.02.2016 | 05:00

Me había propuesto no escribir nada sobre el 23-F este 23-F, pero a la vista está que no hay manera. Los sucesos que uno ha vivido son como fantasmas, y estos piden que se les saque a la calle a su hora, como un perrito a la del paseo. Pero ese fantasma en concreto era en si mismo un fantasma cuando tuvieron lugar los hechos, y esa sería la razón última de que, habiendo estado a punto de tomar cuerpo, al final no llegara a hacerlo, ni a hacer sangre. Aquel era un remedo tardío y espectral del guerracivilismo que había en el fondo de armario de España, y no tenía ya nada que ver con el cuerpo social, económico y cultural de la nación. Al final fue el perfecto anacronismo del intento, tan patente en su propia dramaturgia e iconografía, el que lo hizo fracasar. La condición de posibilidad de un relato es su verosimilitud, es decir, que sea creíble, pues un texto sólo cobra vida en un contexto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine