Cartas al director

06.06.2016 | 05:00

Rajoy con el viento a favor, por Francisco Javier España Moscoso
Era de esperar que, con el viento a favor, la maquinaria propagandística del gobierno de Rajoy se pusiera en marcha para dar la puntilla definitiva a otras pretensiones digamos, menos reverentes; y, cómo no, el despliegue ha sido ensordecedor después de que salieran los datos de empleo del mes de mayo. Señora Ministra en funciones de Empleo y Seguridad Social. Le recuerdo que su habilidad culinaria por cocinar los datos del INEM, aún siendo merecedores de una estrella Michelin, no tapa ni de lejos una reforma laboral que no hace más que vaciar las arcas de la Seguridad Social y ese dato, créame,  solo es compatible con una alta tasa de empleos precarios  y falsos autónomos que, como todos sabemos, es la receta neoliberal a la solución del paro, primer acto a su vez, del verdadero drama al que todos vamos a asistir en breve, la reforma en profundidad de las pensiones, algo que, sotto voce, ya se maneja en Bruselas.

No limpie el espejo, por Francisco García Castro
Volkswagen gana algo más de dos mil millones, pese al escándalo de las emisiones. Las personas que viven en esclavitud aumenta un veinticinco por cien. ¿Qué vinculo tienen estos datos?. El vinculo, es usted y yo. Nosotros todos. El vinculo, es nuestro orden de prioridades. En estos datos reside un breve resumen de nuestras ética. Ahora, más de uno negará verse reflejado aquí. No se engañe. Usted también participa. Ahora si quiere, cuando llegue Navidad, puede interpretar que esto le importa. Eso si, no limpie el espejo. Los espejos delatan.

Adiós a la filosofía, por Antonio Romero Ortega
Es demencial la eliminación de la asignatura de Filosofía de los planes de estudio. En este turbulento mundo, cada día más sin sentido, lo lógico, y yo diría que hasta lo necesario, sería incentivar el estudio de disciplinas que nos hagan reflexionar. Se hace, demencialmente, lo contrario con el silencio cómplice de casi todos. En un futuro no muy lejano los hombres van a acabar convertidos en una mezcolanza de robots y mutantes, de lo cual no tendrán derecho a quejarse, pues se lo habrán ganado a pulso. En todo caso, eliminar el estudio académico de la Filosofía en los estudios secundarios, no llegará a matar a los filósofos. Sí supondrá que los mismos serán más marginales de lo que siempre han sido, es decir, serán una suerte de héroes a los que se hará el mismo caso que a Casandra. Lo que estamos viviendo, un cambio del mundo brusco y vertiginoso, no ha ocurrido nunca y supone un auténtico atentado contra las personas cultivadas de mediana edad que ven cómo se sienten viejas en la flor de la edad ante tantas absurdas novedades.¡ Esperemos que no terminen quemando los libros de Filosofía!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine