El mundo

¿Liberal, 71 años y presidente de Francia?

29.10.2016 | 05:00

El referéndum italiano de diciembre y las elecciones holandesas, presidenciales francesas y legislativas alemanas de septiembre condicionan el futuro de la UE. En Francia en el 2012 el socialista Hollande ganó al conservador Nicolas Sarkozy prometiendo el oro y el moro. Claro, no ha cumplido y un 70% de franceses está insatisfecho. Si los socialistas dejan que se presente no pasará a la segunda vuelta entre los dos candidatos más votados. Una será Marine Le Pen con su populista Frente Nacional, que fue el primer partido en las últimas elecciones regionales. Pero todo apunta a que finalmente vencerá el otro candidato, el de centro-derecha.

Y la novedad es que el centro-derecha ha optado ?siguiendo el modelo socialista del 2007 y 2012? por elegir su candidato en primarias abiertas a dos vueltas los domingos 20 y 27 de noviembre. Son primarias abiertas, votan no sólo los militantes sino todos los electores que se inscriben, pagan dos euros y dicen tener ideales de centro-derecha. La experiencia merece estudiarse

Hay siete aspirantes a la candidatura pero sólo dos tienen posibilidades. El expresidente Sarkozy, que apela a los valores identitarios franceses y muestra desconfianza con la inmigración, que quiere competir con Marine Le Pen por la derecha de la derecha, y el alcalde de Burdeos, Alain Juppé, que encarna el centro-derecha más moderado. Juppé fue en el 95 el primer ministro liberal de Jacques Chirac que quiso limitar el Estado protector. En el 2005 fue condenado a un año de prisión e inhabilitación (sin entrar en la cárcel) por financiación ilegal y luego fue ministro de Exteriores con Sarkozy. Dicen que es el político más preparado pero con fama de antipático. Y además tiene 71 años. Para parámetros convencionales ?no digamos españoles? no es buen candidato y sin embargo en todas las encuestas aparece como el preferido.

En la última conocida lo es para el 41% de los que dicen que irán a votar frente al 30% que optan por Sarkozy. Lo más relevante es que el 60% cree que ganará el moderado Juppé frente al 40% que apuesta por el más crispado Sarkozy. Y si Juppé gana las primarias de la derecha dentro de un mes hay muchas posibilidades que un político de 71 años, moderado, condenado por financiación ilegal y centrista se convierta en mayo en el próximo presidente de Francia. Cansado de la derecha redentorista y algo histérica de Sarkozy y del socialismo fallido de Hollande, los franceses se inclinarían por un político liberal del establishment para derrotar a la extrema derecha de Marine Le Pen. A seguir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine