En canal

Sólo Kirk Douglas es Espartaco

16.12.2016 | 05:00

Kirk Douglas como referente. Kirk Douglas como camino que recorre la programación televisiva y en cada programa hace una parada para decir que él es Espartaco. Kirk Douglas como hilo en el que se enhebran, como cuentas de un collar de cine y aventuras, los minutos que anteayer le dedicó la televisión en su centésimo cumpleaños.

Sólo alguien grande de verdad puede lograr lo que él alcanzó el viernes. Salió en «Corazón» y consiguió que quienes veíamos La 1 esperando el inicio del «Telediario» no huyéramos despavoridos. «Corazón» realiza sus habituales reportajes dulzones donde todo es maravilloso oscilando desde lo feliz que es una tontaina antes, durante o después de su divorcio hasta lo contento que está un tontaina con problemas económicos que no consigue vender un cuadro por el pastizal que necesita para poder seguir viviendo del cuento. Por ejemplo. Pero el dulzón reportaje sobre los cien años de Kirk Douglas pareció tierno, emocionante y merecido. Después, el «Telediario» le brindó otro homenaje de rendida admiración y no pareció excesivo ni redundante. Ya en «Saber y ganar», Jordi Hurtado felicitó a Kirk Douglas incluyéndolo en una prueba. Algo imposible: de «Corazón» a «Saber y ganar» pasando por el «Telediario». Todos los programas, cadenas y teles del mundo recibieron a Kirk Douglas capitaneando rebeliones de esclavos y soplando cien velitas.

Kirk Douglas como intrépido Ulises que resuelve con ingenio todas las dificultades que se encuentra en el viaje de la vida. Kirk Douglas buscando el rumbo a Ítaca cien años después de partir de Troya. Kirk Douglas como vikingo invencible que contempla desde la orilla cómo aún no ha llegado el momento de que su cuerpo y su barco ardan juntos camino del Walhalla. Kirk Douglas pintando como un demonio, Kirk Douglas sonriendo como el diablo, Kirk Douglas asaltando cada día la colina de la inmortalidad a sabiendas de que será derrotado, Kirk Douglas siendo, por encima de todo, incluso antes de ser Kirk Douglas, Espartaco. Porque todos querríamos serlo, pero, aceptémoslo, sólo Kirk Douglas es Espartaco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

FANNY SOLA*

Diversidad en el aula, reto y oportunidad

La comunidad educativa ha experimentado cambios importantes en las...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Turistas

Es obvio que ahora nos están pasando factura los errores cometidos en el pasado

 
 

Feria y silencio

Sigue siendo agosto. Aún estamos de Feria (por ejemplo, en Málaga) y ya nos ha tocado. Unos...

 
 

MIGUEL ÁNGEL SANTOS GUERRA

Mil cuatrocientos kilómetros

He impartido hace unos días un curso de cuatro horas en el Aula Magna...

 
 

PEDRO DE SILVA

Paréntesis impertinente

La gran actualidad devora a la mediana, y ésta a la pequeña, con la misma rutina con que el pez...

 
 

SUSU

Catalunya sacudida por el terror

No es nada fácil describir cómo nos sentimos los barceloneses tras el...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine