En corto

Extraño pugilato

01.02.2017 | 22:41

Lo que más sorprende del pulso entre el secesionismo catalán y el Gobierno de España es la falta total de simetría. El primero hace sus movimientos como si los tuviera programados al milímetro, y en sus entrañas se gestara de veras un nuevo ser estatal, que forma censos, prepara reglamentos, monta servicios paralelos, configura equipos. Al otro lado, el Gobierno no parece hacer nada, ni acciones, ni reacciones ni gestos siquiera, como si la cosa no fuera con él, o viera lo que pasa como un juego de niños, dando algún tirón de orejas desde la fiscalía si se pasan en las travesuras. Ese raro duelo entre la hiperactividad y la indolencia confunde a muchos españoles, que mirando a Catalunya se preguntan si tanta agitación anuncia un paso serio, o es sólo pedaleo para no caer de la bici, y, mirando a Madrid, si la esfinge tendrá una hoja de ruta secreta, o su secreto es una hoja en blanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Morir de éxito

Lo dijo un ingeniero en una reciente rueda de prensa y yo lo suscribo: en las altas esferas de...

 
 

PEDRO DE SILVA

Una de miedo, para empezar la semana

¿Será posible que (como he leído) el pueblecito inglés en que Isabel...

 
 

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ VERA

Nuevo arte malagueño

El devenir de las autonomías está desembocando en una parcelación de todas las actividades, con...

 
 

PEDRO J. MARÍN GALIANO

La calle de las bragas

Pues eso. Que así, de repente, sin saber muy bien cómo se inició esta...

 
 

DANIEL CAPÓ

Las 95 tesis

El pasado 31 de octubre se cumplieron cinco siglos de un acontecimiento que cambió el...

 
 

ALBERT CANO

Crecimiento sin mejora

Desde que «hemos salido» de la crisis, una pregunta obsesiona a los analistas...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine