En corto

Ítaca, malversada

17.09.2017 | 19:25

Cuando en 1975 Lluis Llach compuso Ítaca, sobre una versión del poema de Kavafis, quizás no supiera del todo lo que hacía. Nunca ha estado claro si Ulyses quería llegar de veras a Ítaca, donde le esperaba una esposa demasiado paciente y leal como para despertar el morbo del pirata -que quizás echaría de menos a la ninfa Calypso- y un hijo enmadrado y tan crecido que no despertaría ternura alguna. Tal vez imaginando el escaso atractivo de ese puerto final, Kavafis aconsejaba en su poema encelarse con el viaje, más que con el destino, y procurar que aquel se demorara todo lo posible. Si nos atenemos al poema, y a su canción, esta aceleración de ahora traicionaría la idea misma de Ítaca, pero temo que no haya tiempo ya para explicar esto a los catalanes. En cuanto a Llach, militante febril del independentismo, podría ser que nunca haya entendido a Kavafis, o que ahora prefiera olvidarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine