En corto

El acto central de campaña

02.11.2017 | 20:48

Tal como ya se ha dicho, en el asunto catalán manda la ley del espectáculo. Tras tantos años buscando la atención mundial, ahora, con focos y cámaras encima, la función debe proseguir. Así se explican la huida de Puigdemont, buscando un teatro de mayor centralidad aunque perjudique a sus colegas no fugados (pues demuestra que el riesgo de fuga es evidente), la insistencia en "validar" una independencia ya declarada y hasta la decisión de no responder en el interrogatorio, que es legítima pero no obedece aquí a otro interés imaginable que el de acercar la palma del martirio. O sea que todo esto va de martirologio, de victimismo clase extra, con un efecto evidente hacia fuera, y otro hacia dentro (la campaña). La falta de mano política del Fiscal, y el lógico empeño de la Juez en cumplir la ley, han hecho el resto. Ya tenemos campaña con presos: el peor escenario posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Agua cero

No llueve. La chica del tiempo repite el vaticinio: sol y más sol. Y de las obras pendientes...

 
 

LOLA CLAVERO

Las solteras

La violencia de género sólo la sufren las mujeres casadas o en pareja ¿acaso las solteras no?

 
 

JUAN GAITÁN

Hembra

Si finalmente sigues empeñada en que te violaron, si insistes en que no hubo consentimiento,...

 
 

EDUARDO LAGAR

La libertad en internet ha muerto

Las elecciones en 18 países fueron manipuladas a través de la...

 
 

PEDRO DE SILVA

Oficio de tinieblas

A esa hora justa en que un resplandor ilumina el cielo por Oriente, y son visibles sólo los...

 
 

LUIS GANCEDO

Cuando el rico quiere impuestos

Léase con atención lo siguiente: «Ni es justo ni sabio proporcionar...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine