Incendio

Muere una menor tras precipitarse de un quinto en un incendio en Zaragoza

La joven de 14 años se habría tirado por la ventana para intentar salvarse de las llamas en su casa

06.11.2016 | 15:18

La mujer de 14 años, que se había precipitado hoy desde un quinto piso en Zaragoza para salvarse de un incendio que se originó en su casa, ha fallecido, según han informado hoy a EFE fuentes de la Policía Nacional.

El suceso se ha producido pasadas las ocho de la mañana cuando se desató un incendio en su vivienda, en el número 9 de la plaza de los Sitios, donde estaba la joven junto a su padre, según las fuentes.

Al parecer, intentaron salvarse ambos saliendo por una ventana o una terraza que daba al patio interior y la menor se ha precipitado al vacío, sin que se sepa si fue como consecuencia de un resbalón o por un intento de salvarse.

Fuentes de los bomberos han explicado a EFE que el incendio, que han calificado de importante, se ha desatado en un inmueble que ha sido desalojado.

El padre, de la joven menor fallecida se quedó suspendido de una antena parabólica de la vivienda, de la que fue rescatado por un bombero.

Para acceder a la víctima, el bombero se tuvo que quitar el sistema de respiración por lo que fue uno de los once atendidos in situ por inhalación de humo, tres de los cuales, entre ellos el padre, tuvieron que ser traslados al Hospital de Miguel Servet, no así el bombero que no requirió de más asistencia.

La fallecida en el incendio, es una joven, de 14 años, cuya identidad responde a las iniciales L.C.F.G, que se precipitó desde el quinto piso de la vivienda por el patio interior, mientras que el padre logró agarrarse a la antena parabólica, ha explicado hoy, en declaraciones a los periodistas, el sargento de los bomberos de Zaragoza Javier Pizarro.

El origen del incendio, que se desató pasadas las ocho de la mañana, podría estar en el salón, que quedó especialmente destrozado, si bien las causas las tendrá que precisar la Policía Nacional una vez culmine la investigación.

No obstante, todo apunta a que el fuego se pudo desatar en una estufa, según han avanzado fuentes policiales a EFE.

La intervención ha sido "bastante trabajosa" no solo por la virulencia del incendio, sino porque el fuego impedía a los bomberos llegar hasta donde estaban las víctimas, ha explicado Pizarro.

Cuando llegaron los bomberos se encontraron con que parte de las viviendas, del edificio situado en el número 9 de la Plaza de los Sitios, ya habían sido desalojadas, mientras que en otras los vecinos estaban confinados.

Fue el caso de los vecinos del sexto, que "actuaron bien", se quedaron cuatro personas en una habitación, pusieron toallas mojadas debajo de la puerta para que no les afectara el humo y "están perfectamente", ha afirmado el bombero.

Los primeros en llegar al lugar del suceso han sido efectivos de la Policía Local, que consiguieron, en primera instancia, sacar del domicilio afectado a las dos personas que residen en él: una señora octogenaria y su cuidadora, que resultaron ilesas.

Sin embargo, la virulencia del fuego les obligó a salir rápidamente, quedando en el interior de la vivienda, al otro extremo de la misma, otras dos personas, el hijo y la nieta de la anciana, la joven que falleció.

Los Bomberos de Zaragoza llegaron de inmediato con dos dotaciones del casco histórico, y otra de la central, ha asegurado.

A su llegada, la menor se había precipitado al vacío y su padre estaba suspendido de una antena parabólica. Para rescatarlo, un bombero tuvo que quitarse su sistema de respiración, por lo que también tuvo que ser atendido por inhalación de humo.

El resto de habitantes del edificio fueron, paralelamente, o bien desalojados o, según la situación, confinado en sus viviendas.

En cuanto al resto de las viviendas, las superiores están afectadas sobre todo por el humo, mientras que las inferiores tienen daño por agua, ya que ha sido necesario utilizar gran cantidad para sofocar un incendio con gran carga de fuego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine