Baloncesto. NCAA-1

"Lo que más me gusta de EEUU es la pasión con la que se vive el deporte universitario"

El base malagueño de 19 años Francis Alonso está asombrando en su primer año universitario, ya que gracias a sus 12,86 puntos por partido se ha convertido en el novato con mejor promedio de toda su Conferencia

20.02.2016 | 18:55
El base, en acción.

Francis es titular y está «muy feliz» con su nueva vida en Estados Unidos, tras un año puente en Massachusetts antes de elegir ir a Carolina del Norte, donde 6.000 personas le ven cada noche en casa.

­El primer año lejos de casa siempre es muy duro. Francis Alonso ya pasó esa «mili» el pasado curso, cuando preparó en la Cushing Academy de Massachusetts su acceso a una universidad en Estados Unidos. El base malagueño, formado en el Unicaja e internacional en categorías inferiores de la selección, tuvo que elegir, porque más de media docena de centros universitarios llamaron a su puerta. Alonso, de la generación del 96, escogió la Universidad de UNC Greensboro, en Carolina del Norte. Su elección llamó la atención, porque hubo centros de mayor reputación y fama que le ofrecieron una beca completa para formarse y jugar con ellos. Pero el malagueño lo tenía todo claro. Contaba con la confianza absoluta de su entrenador en Greensboro, que fue a verlo al College, y sabía que en su universidad iba a tener minutos y oportunidades. El tiempo le ha dado la razón.

La pasada madrugada, Francis Alonso fue de nuevo el mejor de su equipo y lideró a su Greensboro ante Samford: 82-77. Anotó 21 puntos (4 de 8 en triples) para los «Espartanos». El base, en su primera temporada en la NCAA, está teniendo un tremendo impacto. Es el mejor anotador novato de toda su Conferencia, con 12,86 puntos tras 28 partidos, y una media de 27 minutos (38% en triples), 2 asistencias y 1,6 rebotes.

Titularísimo, con muchos minutos, máximo anotador novato de su conferencia, con un rol importante... ¿Se lo esperaba?
No puedo estar más contento de estar aquí. Me siento muy feliz, me están dando confianza y estoy jugando bien. Cuando llegué aquí sabía que iba a tener minutos, porque había hablado con el entrenador. Al comenzar los entrenamientos hemos tenido lesiones y algún jugador dejó el equipo, lo que me ha permitido jugar más, tener la confianza del coach y estoy haciéndolo bien. Ahora soy un novato y no pensaba estar tan bien tan pronto. Hay un gran grupo, me han ayudado desde el principio. Al ser europeo es un poquito más difícil la adaptación. Pero mi compañero de habitación es holandés y jugó en Canarias, habla español y esto también me está ayudando.

¿Qué tal es la vida allí?
La vida es puramente universitaria, diferente al pasado año, en el College. Aquí tengo mi habitación y cuando terminas las clases o los entrenamientos comes con los chicos y tienes tu propio espacio y tu tiempo para estar con los compañeros del equipo. Pasamos tiempo en el vestuario, lo han hecho nuevo. Tiene dos pantallas grandes de televisión y una Xbox. Me vine a ver aquí el All Star, el concurso de triples y mates.

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención por ahora?
Lo que más me gusta de Estados Unidos es la pasión con la que viven el deporte. Y especialmente en la Universidad. Por partido vienen a vernos unos 6.000 aficionados. Y cuando vamos a universidades grandes hay más. El año que viene jugaremos contra Virginia y North Carolina, y habrá más de 22.000 espectadores. Esas cosas no las ves en España y me ha impactado mucho.

Usted está jugando a un gran nivel, pero no es el único malagueño en la NCAA. Domas Sabonis (Gonzaga) se está saliendo y Rubén Guerrero (South Florida) cada vez tiene más minutos y oportunidades. ¿Puede hablar con ellos?
A Domas Sabonis le están dando oportunidades. Ya en el primer año lo aprovechó y en su segundo año, el entrenador tiene confianza en él y está a un gran nivel. También Rubén va a más. No sé si alguna vez voy a poder jugar contra él en estos años. Es un equipo con un juego muy rápido y Rubén, con siete pies y es capaz de correr, pues se está saliendo. Con 2,13 metros es difícil encontrar a pívots que corran como lo hace Rubén. Eso le beneficia mucho. Hablamos por redes sociales.

¿Cuáles son los objetivos inmediatos ahora?
Aún nos quedan cinco o seis partidos para acabar la temporada en la Conferencia y luego jugamos el Torneo de Conferencia. Estoy trabajando duro, y ahora sólo me propongo jugar partido a partido y queremos acabar lo mejor posible este año. El próximo curso seremos mejores y vendrán mejores jugadores. Nos estamos preparando y tenemos una gran oportunidad. Ha sido una temporada con algunos baches, pero ahora estamos compitiendo con todos los equipos y creo que tenemos opciones de ganar el Torneo de Conferencia.

Habló que su adaptación es más difícil al venir de otro país y tener otra cultura, pero cada vez EEUU mira más a Europa.
Esta conferencia es complicada. Hay muchos jugadores que salen de North Carolina, es como una gran cantera para todo Estados Unidos. Está llegando también mucha gente de Europa, y están comenzando a dominar.

¿Sigue al equipo? ¿Qué le parece el gran rendimiento de Alberto Díaz?
 Alberto Díaz es un tío joven y sin presión y tiene descaro. Ahora el Unicaja está en una mala racha, pero estoy seguro de que tirará para arriba. Estoy muy contento por Alberto, es muy amigo mío, me he entrenado muchas veces con él. Es muy bueno que esté ahora en esta situación, seguro que va a ir para arriba.

¿Qué tal le va la vida académica?
Muy bien. Ahora estoy estudiando asignaturas sueltas, generales. Este año o el que viene puedo elegir la carrera. Yo quería hacer Educación Física, pero aquí es más parecido a Fisioterapia y ahora debo decidir y averiguar qué carrera es la mejor, y relacionada con deporte. Algo de Económicas o Márketing, pero relacionada con el deporte. Tengo que verlo tranquilamente con los orientadores y elegiré pronto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine