Baloncesto . Ascenso a LEB Oro

El sueño del Clínicas continúa en Ávila

El equipo malagueño se enfrenta al Óbila Basket en el primer asalto de las semifinales por el ascenso a la LEB Oro

22.04.2016 | 05:00
Romaric en un partido pasado.

"Nosotros somos nuestro principal rival", avisa Aurioles

No para la competición para el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón. Tras librar hace tres días la «madre» de todas las batallas en Azpeitia, deberá hacer hoy (21.00 horas, FEB TV) otro esfuerzo titánico sobre un parqué. Espera en tierras abulenses el Óbila Basket para disputar el primer partido de las semifinales por el ascenso a la LEB Oro.

Tras vencer a la lógica en la eliminatoria ante Sammic ISB aguarda otro rival de armas tomar. El equipo de David Mangas llega tras ganar por 0-2 a un Fundación CB Granada que partía con la vitola de favorito. Un triunfo que les sirvió a los de Ávila para pisar por primera vez unas semifinales de ascenso a la categoría de plata del baloncesto español. Volverá a estar en contra el factor cancha, en esta ocasión la eliminatoria es el mejor de cinco encuentros, aunque no es un agente que ha sido decisivo en los cuartos de final. Sáenz Horeca Araberri ha sido el único conjunto que aprovechó la ventaja de pista en cuartos.

Los encuentros de esta temporada con Ávila han tenido un denominador común: la igualdad. En el CUM Carlos Sastre, los locales necesitaron un triple sobre la bocina para derrotar a los malagueños. En Torremolinos, hace unas semanas, los de Aurioles vencieron por la mínima. Se vislumbra una eliminatoria donde controlar los pequeños detalles, decisivos a la postre, será fundamental de cara al resultado final.

Será primordial contener el caudal anotador que tiene Ávila en el perímetro. Álvaro Lobo, Carles Marzo e Ikenna Mbamalu están siendo vitales para el equipo de Mangas. José Alberto Jiménez, ex jugador del IF Clínicas Rincón, también está adquiriendo protagonismo tras realizar dos partidos muy meritorios frente a Granada. Luka Nikolic y Brandon Sebirumbi son sus jugadores interiores con mayor pedigrí. En definitiva, una plantilla bastante equilibrada en su conjunto y que han demostrado ser competitivos en cada pista.

En el lado malagueño la confianza está por las nubes y ello les hace tremendamente peligrosos de aquí en adelante. «El trabajo que están haciendo los chicos es muy bueno, han ganado en confianza después de darle la vuelta a una eliminatoria muy difícil como la anterior. No va a ser nada fácil, pero nosotros somos nuestro principal rival. Somos jóvenes y cometemos a veces muchos fallos por la inexperiencia y por la vitalidad que desprendemos», dijo Paco Aurioles en la previa. Carlos de Cobos, básico en el crecimiento del equipo, también mostró un gran deseo: «Pocos creían que podíamos llegar hasta aquí. Contra Ávila tenemos que hacer las cosas con más calma, pero con la misma ambición», explicó el base.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine