Euroliga

El Carpena, más seguro que nunca

El Maccabi jugará mañana en Málaga su primer partido fuera de Israel desde los atentados de París

26.11.2015 | 09:32

El Mosad y la Policía Nacional velarán por la seguridad en un Palacio de los Deportes blindado por dentro y por fuera.

La situación convulsa que vive Europa tras los atentados de hace dos semanas en París, unido a las ya tradicionales medidas de seguridad que acompañan a cualquier partido del Maccabi de Tel Aviv fuera de Israel, provocarán que mañana el Martín Carpena se blinde antes, durante y después del partido que jugarán el Unicaja y el equipo hebreo, correspondiente a la jornada 7 de la primera fase de la Euroliga. Se puede decir que a esas horas habrá muy pocos lugares en el mundo más seguros para estar que el Palacio de los Deportes de Málaga, en el que se espera vivir una auténtica fiesta del básket.

La Policía Nacional y el club cajista tuvieron una reunión la tarde del lunes para coordinar todo el dispositivo, que está activado desde primera hora de la tarde de ayer, cuando el equipo israelí aterrizó en el aeropuerto de Málaga. El celo policial será en esta ocasión incluso reforzado a petición del club amarillo, que realiza su primer viaje fuera de Israel desde los atentados en París de la noche del viernes 13 del presente mes de noviembre.

Como es sabido, el equipo de baloncesto de Tel Aviv es uno de los máximos exponentes del estado de Israel de cara al exterior. Por eso, la seguridad siempre es máxima en su entorno.

Aunque la Policía rehusó ayer ofrecer datos concretos a La Opinión de Málaga del dispositivo que se va a desplegar, y se limitó a informar que será «el habitual en estos casos», lo cierto es que el Maccabi está siendo custodiado desde que aterrizó ayer en el aeropuerto y así será hasta que regrese a su país, la mañana del viernes.

El Maccabi, como hace siempre que sale de su país, viajó acompañado por varios miembros del Mosad, el servicio de inteligencia de Israel, considerado el mejor del mundo. Es pura rutina para ellos, aunque en momentos de especial alerta como ahora resulta más llamativa su presencia.

Según ha podido saber este periódico, el hotel de concentración en el que se aloja la expedición macabea tiene una vigilancia especial desde incluso antes de la llegada ayer del conjunto hebreo. En Los Guindos y en el Carpena, más de lo mismo. Ayer mismo se personaron al mediodía dos miembros de seguridad del Maccabi en las instalaciones de Los Guindos para inspeccionar la cancha en la que por la tarde se entrenaron los de Zan Tabak. En principio, estaba prevista esa sesión de trabajo para las 19.30 horas, pero se retrasó hasta las 20.30 para esperar que todos los equipos de la cantera del club acabaran sus respectivos entrenamientos y así dejar vacía la instalación. De hecho, desde las 18.30, dos horas antes de la hora estipulada para el entreno de los amarillos, los canteranos comenzaron a abandonar las pistas de entrenamiento.

Registros habituales. Es habitual que tanto en sus sesiones de entrenamiento, como antes y durante el partido, miembros de los Tedax (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos) inspeccionen cada rincón de los recintos deportivos en los que se entrenan o juegan los macabeos. Ayer por la tarde-noche hubo esa presencia policial también en el pabellón de Los Guindos.

Tres unidades especiales estarán mañana en el Carpena velando por la seguridad: la Unidad de Guías Caninos, los propios Tedax y la Unidad de Subsuelo, que realizarán su trabajo habitual en este tipo de partidos, aunque en este caso es posible que sea con mayor número de efectivos.

Aunque la Policía Nacional no quiso ayer facilitar el número exacto de efectivos que se darán cita en el partido –hoy podrían emitir un comunicado de prensa ofreciendo algunos datos más del operativo–, sí aseguraron a este diario que se trata de hasta tres veces más de los habituales en cualquier partido de la Euroliga frente a cualquier otro rival que no sea el Maccabi.

Horas antes del choque, fijado para las 21 horas de mañana, jueves, las medidas de seguridad se incrementarán y se concentrarán en el Carpena y sus aledaños. La Policía Nacional desplegará sus efectivos tanto en el pabellón como en sus alrededores y varios perros inspeccionaron las instalaciones antes y durante el choque. Una unidad aérea podría asimismo completar el dispositivo.

La afición cajista ha demostrado con creces su saber estar en este tipo de situaciones, aunque nunca está de más recordarle a los aficionados que para este partido habrá más controles de los habituales en las puertas de acceso, que serán revisados bolsos y mochilas y que habrá que estar perfectamente identificado con el DNI o el pasaporte, por si es requerida la documentación por parte de las fuerzas de seguridad del Estado. Esto puede suponer que se formen colas en los accesos al Palacio por lo que se recomienda a los aficionados que acudan con tiempo suficiente al partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine