Actualidad

Unicaja: reconstruirse o morir

El Unicaja le da una vuelta de tuerca a la plantilla y revolucionará el equipo con varios cambios en el plantel, ya que Richard Hendrix se marcha al Maccabi Tel Aviv y medita si hacer una oferta formal por Jimmer Fredette o traer a Willie Warren del básket chino

05.03.2016 | 01:00
Jimmer Fredette entra a canasta.

Busca un pívot comunitario, con Marko Todorovic en mercado – El club no da de alta a Viny Okouo y lo aplaza una semana

­Al Unicaja no le ha quedado otra que reinventarse. Aunque el calendario ya señale la hoja del mes de marzo, el equipo no haya jugado la Copa del Rey y haya tirado a la basura el Top 16 de la Euroliga. El club ve peligrar de forma notable sus opciones de disputar el play off de la ACB y ayer fue un día de reuniones, decisiones y mucho ajetreo, tanto en Los Guindos como en el Martín Carpena. El presidente, Eduardo García, y el secretario técnico, Carlos Jiménez, estuvieron todo el mediodía reunidos, gastaron varias veces la batería del móvil y tras el entrenamiento del equipo se citaron con el entrenador, Joan Plaza, en el Palacio de los Deportes, para adoptar decisiones. Buenas o malas. Pero al menos comenzar a actuar en serio tras ver el agujero negro en el que se ha colado el equipo.

Aunque la gran noticia del día no fue el fichaje de ese escolta americano tan solicitado por el técnico, sino la marcha de Richard Hendrix al Maccabi Tel Aviv. El pívot estadounidense era uno de los señalados por Plaza, tanto por su poca implicación en el equipo como por el mal ambiente que se había generado en el vestuario en su entorno. Hendrix pidió no entrenarse por la tarde, con una oferta para marcharse al Maccabi, se despidió, recogió sus cosas y se fue. El equipo israelí le respeta su sueldo e incluso puede tener una opción para renovar allí un año más. El acuerdo con el club hebreo está ya totalmente cerrado y ahora sólo le resta que Hendrix resuelva un asunto económico con el Unicaja. No se trata del finiquito ni de la rescisión de su contrato, sino un tema diferente que las fuentes consultadas por La Opinión no quisieron aclarar.

La marcha de Hendrix al Maccabi va a activar un movimiento en cadena en el Unicaja. Por lo pronto, Viny Okouo no fue ayer dado de alta. Plaza quiere que entre en la dinámica del equipo, que gane entrenamientos y hoy viajará a Barcelona pero no jugará. El club, además, ha comenzado la búsqueda de un pívot europeo que ocupe el puesto de Hendrix.

Las diferentes agencias de jugadores consultadas por este periódico destacaron la ausencia de pívots comunitarios de buen nivel para el Unicaja que estuvieran en mercado y todas las fuentes apuntaron a un mismo jugador: Marko Todorovic. El pívot montenegrino estuvo «casi» fichado este pasado verano. En el club hablan, ya a toro pasado, de aquella gestión y se recuerda que en Los Guindos tienen todos los documentos del jugador: pasaporte, papeles... Porque el fichaje estaba hecho. Hasta que, obviamente, el Khimki apareció y se lo llevó por más del doble de lo que le daba el Unicaja. Todorovic, de 23 años y 2,10 metros, cupo de formación, escogido en el Mejor Quinteto de la Liga Endesa gracias a sus 11,3 puntos y 7,2 rebotes de media en Bilbao, está ahora libre.

Su entrenador, Rimas Kurtinaitis, le ha dejado sin ficha en la Euroliga y en la VTB League se limita a calentar banquillo. El pívot ha promediado 8,4 rebotes y 4,1 rebotes en 17,6 minutos en la VTB y 5 puntos y 3,8 en 15 en la Euroliga. Está siendo ofrecido a diversos equipos y llegaría gratis, con su indemnización y a bajo coste, aunque sí que habría que hacerse cargo de un año más garantizado. A pesar del desplante y del daño terrible que causó en verano su agente, Ígor Crespo, el mismo que se llevó a Álex Abrines de Málaga, los negocios son negocios y Todorovic no deja de ser un jugadorazo que encajaría como un guante en el método de Plaza.

Especialmente importante es que llegaría ganando muy poco dinero ahora, porque el Khimki le va a indemnizar, y el Unicaja podría ahorrárselo y pagarle la próxima temporada e invertirlo todo en el escolta. Y ahí es donde aparece el nombre de Jimmer Fredette. Fuentes próximas al Unicaja se mostraron, eso sí, aún despechadas por lo ocurrido el pasado mes de julio, cuando incluso estaba redactada la nota de prensa anunciando su contratación por el club cajista.

La marcha de Hendrix va a ahorrar en la caja furte de Los Guindos un montante total de 175.000 euros. Mucho dinero, tal y como está el mercado. El club había descartado el jueves cualquier opción con el tirador americano Fredette, un jugador sensacional, que acaba de finalizar un contrato de 10 días con los New York Knicks y que fue nombrado el MVP del All Star de la Liga de Desarrollo de la NBA. Fuentes de la operación habían explicado a este diario ese mismo día que la opción de que viniera a Málaga era «casi imposible».

Pero este dinero que ha liberado Hendrix ha posibilitado que el Unicaja, según supo anoche La Opinión, vuelva a pensar en hacer una oferta formal a Fredette de aquí a final de temporada. Aún no se ha hecho oferta, porque el caché del jugador es elevadísimo y su sueño sigue siendo poder quedarse en EEUU y tener un sitio en la NBA. Pero el Unicaja sopesa la opción de pagarle los 50.000 dólares que cuestan su salida de la Liga de Desarrollo –Fredette está inscrito en el equipo vinculado de los Knicks– y darle un buen contrato. Su agente en España, David Carro, desmintió anoche en su cuenta de Twitter que hubiera oferta, y lo confirmó después a La Opinión.

En caso de que lo de Fredette sea imposible, el club ya tiene una lista con varios nombres de escoltas americanos, procedentes de la CBA de China, el mejor caladero actual, como ayer informó este diario. La mayoría de jugadores acaba de finalizar la competición –están en semifinales– y en Los Guindos hay dos que gustan especialmente: Willie Warren y Justin Carter. El nombre de Warren ya se publicó ayer en estas mismas páginas, y el de Justin Carter lo añadió «Gigantes» ayer por la tarde, que también tiene experiencia en Europa, tras jugar el pasado año en el Pinar turco. No son los únicos que están en la lista que maneja el club, donde tiene sitio también Jonathan Gibson, un «combo» con buena mano y gran penetrador. El que más gusta es, como ayer se informó, Willie Warren. Y Plaza quiere que esté aquí en menos de 72 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine