La libreta del duque de Chantada

El sello de Plaza

14.07.2016 | 05:00

Dice el refranero español, que es muy sabio, que «el que la sigue, la consigue», y eso debió pensar Joan Plaza cuando llegó a Málaga. Desde el primer día solicitó a Oliver Lafayette como base del Unicaja y cuatro veranos más tarde ve cómo su deseo se convierte en realidad. Plaza y Lafayette congeniaron muy bien en su estancia en Kaunas, a nivel deportivo y a nivel personal. Los éxitos en la cancha pero sobre todo las penurias fuera del parqué unieron mucho a Plaza y a algunos jugadores entre los que estaban Kuzminskas y Lafayette. De hecho, el base llegó a abandonar la capital lituana antes de finalizar la temporada por los impagos del club. Pero Lafayette no llega a Málaga solo por su afinidad personal con el entrenador. Estamos ante un buen jugador que defiende muy bien, es un gran director del juego cinco contra cinco y pasa muy bien los bloqueos, algo muy importante en el baloncesto actual. Aunque ha sido jugador de la semana en la ACB en su anterior paso por Valencia, estamos ante un base que no será el máximo anotador, ni probablemente el mejor en nada, pero que ayudará y mucho a ganar al equipo.

Nacido en Baton Rouge, Louisiana, este licenciado en Sociología soñaba con jugar en la NBA y aunque sólo ha disputado un partido en la Liga, con los Boston Celtics. Su nombre está en los libros de historia de la competición. Es el jugador que más puntos ha anotado habiendo jugado solo un partido en su carrera. Fueron 7, acompañados de 4 rebotes y 2 asistencias en 22 minutos de partido. En los últimos años se ha paseado al timón de algunos de los mejores equipos de la Euroliga y en 2014 conquistó la Eurocup con el Valencia. Esa temporada le sirvió para llamar la atención de un país en el que nunca había ni jugado, ni vivido pero que le ofrecía un pasaporte a cambio de disputar el Mundial de 2014 con su selección. En pocas semanas se convirtió en ciudadano croata por méritos deportivos.

Los tiempos cambian en el baloncesto y la federación croata después de analizar a sus jugadores llegó a la conclusión de que necesitaba un base para completar el roster de su selección. Los problemas físicos de Ukic y Draper preocupaban a los dirigentes y el director de la federación, Niksa Prkacin, encargó una lista de 50 jugadores de donde saldría el elegido. Esa lista inicial se quedó en 12. Jamont Gordon y Acie Law estaban lesionados. El otro Gordon, Jamon, dijo que no al igual que Aaron Jackson. El siguiente en la lista era Oliver Lafayette. Le llamaron y dijo que sí, aunque le costó tomar esa decisión porque estaba previsto el nacimiento de su hijo para el mismo día, 1 de agosto, en que tenía que concentrarse con la selección croata. La federación le dio una prórroga de cinco días y Oliver pudo ver nacer a su hijo y disfrutar de él tres días antes de partir rumbo a su nuevo trabajo.

Oliver Lafayette, Kyle Fogg, Alberto Díaz, Nemanja Nedovic, Jamar Smith, Dani Díez, ¿Adam Waczynski?, Jeff Brooks, Carlos Suárez, Trevor Mbakwe, Dejan Musli y Viny Okouo, con Joan Plaza en el banquillo. A día de hoy pocas plantillas en la Liga Endesa y en la Eurocup suenan mejor que la del Unicaja. Esperemos que dentro de unos meses suene aún mejor. Suerte...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine