Actualidad

Salin se presenta y Alberto se entrena

El escolta finlandés aterrizó el martes por la noche y trabajó ya el miércoles con sus nuevos compañeros, conoció algunos sistemas y se mostró muy cercano - El base, con dolores aún en el cuello, realizó el entrenamiento y podrá jugar en Granada

13.09.2017 | 23:38
El escolta Sasu Salin, este miércoles en el Martín Carpena, en el primer día de trabajo.

­Sasu Salin ya es uno más en el Unicaja y Alberto Díaz regresó al trabajo, tras dejar atrás el susto del esguince cervical. El escolta finlandés aterrizó en Málaga el martes por la noche y el mismo miércoles ya participó en la sesión de trabajo del Unicaja. Salin ya estuvo en Málaga para pasar el reconocimiento médico y ser presentado en julio y, tras su participación en el Eurobasket, ya es cajista a tiempo completo. Salin participó ayer en la sesión de trabajo, la única de la jornada, tras dos días con dos dobles sesiones, lunes y martes. Y en la pista pudo coincidir con Alberto Díaz, que ha protagonizado la gran noticia de la semana.

El base malagueño sufrió el viernes un esguince cervical tras una dura antideportiva de Jaycee Carroll, en el Costa del Sol contra el Real Madrid. El base tuvo que ser trasladado a un centro hospitalario y se le practicaron diversas pruebas. Tras varios días de reposo, Alberto se incorporó ayer al trabajo con el resto del grupo.

Ya había estado en el Martín Carpena el lunes y el martes, pero en el banquillo, viendo a sus compañeros, y recibiendo tratamiento de los fisios del equipo. Este miércoles hizo el entrenamiento con el equipo. Eso sí, el jugador tiene dolores en la zona y no está al cien por cien. Pero verle de nuevo en la pista, tras el susto de irse retirado en camilla con un aparatoso collarín, es muy alentador.

El «nuevo» ayer fue Sasu Salin. El finlandés acabó el Eurobasket la pasada semana y tras varios días para regresar a casa y organizar el viaje a Málaga, aterrizó el martes por la noche. Y el miércoles ya estaba en el Martín Carpena. Salin conoció a sus nuevos compañeros y recibió instrucciones de los técnicos y la ayuda de sus nuevos compañeros.

El vestuario de esta temporada vuelve a ser un auténtico lujo. Hay muy buen rollo y los dos nuevos americanos, Ray McCallum y James Augustine, se han adaptado con muchísima rapidez. Salin será uno más. Llega, además, con toda la confianza del mundo.

El escolta ha hecho un Eurobasket realmente bueno. Finlandia dio la sorpresa y se metió en los cruces. Salin, a sus 26 años, ha sido un jugador muy importante y ha promediado en la competición 11,7 puntos (36.1% en tiros de tres), 5,7 rebotes y 2 asistencias, con 13 de valoración en 33 minutos en pista. El dato más llamativo es que con él en pista, Finlandia ha ganado por 7,2 puntos por partido de promedio.

Esas estadísticas son todo un aval. Lógicamente, en el Unicaja será muy diferente. Salin llega para dar músculo y actividad en defensa y para darle consistencia al equipo, como suplente de Nemanja Nedovic. Ahora, lo más importante es que se integre cuanto antes al grupo, que conozca los sistemas y que sepa qué quiere Joan Plaza de él.

Esa lección ya la tiene bien aprendida Alberto Díaz. El base ya vuelve a estar operativo. Ha estado un par de días fuera del equipo. Su esguince cervical alertó a todos, pero por fortuna se encuentra ya mucho mejor. Tiene aún dolores en el cuello y en la espalda, pero ayer realizó la sesión de trabajo. Así que Alberto, al igual que el recién llegado Salin, estará este viernes y sábado en Granada para disputar el Circuito Movistar.

El equipo volverá a entrenarse hoy en una única sesión y mañana se desplazará a Granada para medirse el viernes con el Guaros de Lara de Venezuela y el sábado, con el Herbalife Gran Canaria. El Unicaja estará casi al completo, con los recién llegados Waczynski, Shermadini y Salin. Para la cita en la ciudad nazarí sólo faltará el serbio Dragan Milosavljevic.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine