Actualidad

El cajista Milosavljevic, plata continental

El alero serbio tuvo un rol menos protagonista que en partidos precedentes en la finalísima del Eurobasket perdida por su selección

18.09.2017 | 05:00
Los jugadores de Eslovenia se abrazan en la cancha tras lograr el título continental.

Eslovenia, liderada en la pista por un inconmensurable Goran Dragic, se llevó de forma merecida el oro europeo

El nuevo jugador del Unicaja Dragan Milosavljevic no pudo anoche subir a lo más alto del podio continental, tras perder su selección la finalísima del Eurobasket ante la pujante Eslovenia, merecedora del título tras 9 victorias en 9 partidos. El nuevo jugador cajista solo jugó 7:52 minutos, en los que anotó dos puntos en dos tiros libres y capturó un rebote.

Los eslovenos ganaron, contra pronóstico, su primera medalla de oro continental, después de una final que será recordada durante mucho tiempo por la lucha y entrega de los jugadores de los dos equipos.

Goran Dragic, autor de 35 puntos, acabó agotado y el madridista Luka Doncic con una torcedura de tobillo, mediado el tercer cuarto, fueron los mejores, junto con Prepelic de una Eslovenia que luchó con una energía y fe infinitas.

Goran Dragic (Miami Heat), por parte eslovena, y Bogdan Bogdanovic (Sacramento Kings), por la serbia, asumieron el protagonismo en el primer cuarto, 20-22. En el segundo cuarto, Eslovenia salió con más fuerza. Serbia aceptó el reto y le metió más intensidad al partido, 30-28 (min.13) y Eslovenia respondió con una contra finalizada con mate por Luka Doncic, dentro de un parcial de 11-0 en apenas dos minutos que colocó un 38-28 en el marcador (min.14.30).

Dragic asumió todo el protagonismo y anotó canastas de todos los colores, veinte puntos en este segundo periodo. Una oda al baloncesto de ataque, sin duda. Con el 56-47 se llegó al descanso.

Serbia siguió sin volver la cara al partido y con dureza, con calidad y con experiencia fue poco a poco descontando la ventaja eslovena, 63-57 (min. 25.40). Doncic, momentos antes se había hecho daño en el tobillo izquierdo y Dragic estaba en el banquillo tomándose un respiro.
Serbia lo aprovechó hasta el 63-61 (min.27.15). Eslovenia tomó una bocanada de aire y llegó al final del tercer cuarto con un 71-67.

Con un líder fuera de combate, Doncic, y con otro extenuado, Dragic, Serbia supo encontrar la brecha para devolver el partido a la igualdad. Una canasta de Macvan devolvió a Serbia a positivo, 77-78, pero Eslovenia, pese a no tener a Dragic ni a Doncic en la pista supo encontrar en la fe la energía necesaria para acabar ganando por 93-85 y proclamarse campeona de Europa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine