Opinión. En busca del trono

Málaga está de vuelta y viene para quedarse

12.10.2017 | 05:00

Ni los más positivos pensaban que volveríamos a ver la Euroliga tan pronto en Málaga. ¿Sorpresa? No diría tanto, simplemente se hicieron las cosas bien. Se consiguió un título continental que no tenía el club y que dio el pase a la anhelada máxima competición internacional. 16 equipos, clubes, ciudades que saben serán los más vistos, pitados y jaleados de esta temporada. 30 partidos que sumar al calendario de las competiciones domésticas y solo vale ganar o ganar. Por segundo año consecutivo, el formato es todos contra todos. Jornadas dobles entre semana, muchos partidos en viernes, poco tiempo para recuperación de jugadores, viajes largos... si a esto le sumamos las competiciones nacionales, normalmente a jugar los domingos nos lleva a unas reflexiones. 

El Real Madrid terminó primero en la Fase Regular ACB y Euroliga el pasado año. A final, siendo máximo aspirante al título, no ganó ninguna de las competiciones, dando la sensación a final de temporada de haber llegado fundido a los momentos clave de la misma. 

El Unicaja vuelve a la máxima competición europea con un equipo que transmite ilusión, con carácter, talento, muchos jugadores para solventar los posibles problemas que surjan y muy bien entrenado. Se ganarán muchos partidos pero también se perderán. En la gestión de las rachas negativas durante la temporada estará el éxito de la misma.

La afición será clave, no podemos olvidar lo que supone jugar la Eurocup, buena competición, buenos equipos pero con presupuestos bajos, por lo que el nivel de la competición fue menor. Algunos miércoles en el Carpena fueron tristes, con poca motivación para jugar, para competir... Este equipo necesita la pasión y el calor de su gente, recordar vivencias como en la final de la Eurocup, la clasificación para la Final Four del 2008 o el campeonato de Liga del 2006; cada vez que vengan de una batalla en Estambul, Atenas, Madrid o Moscú lleguen a casa y digan: «Lo pasamos mal pero? aquí no gana nadie».

El club y el cuerpo técnico han confeccionado una plantilla muy equilibrada en todos los puestos y larga. No echo de menos a ningún tipo de jugador, con defensa y ataque equilibrados; además tenemos a un jugador que no tiene ningún equipo de Europa: Alberto Díaz, que es malagueño, criado en cantera del club y un tío normal. La Euroliga empieza fuerte, pero realmente es que va a ser muy difícil cada semana. Sólo este mes tenemos a Fenerbahce y Brose Basket, en Málaga; y visitas a Olympiacos y Valencia. ¿Alguien piensa que habrá partidos asequibles? Ningún partido va a ser fácil eso es seguro.


Fenerbahce, el rival


El actual campeón de la Euroliga, con el mejor entrenador de la historia de la competición, con un gran presupuesto... Tienen a Wanamaker para sustituir a Bogdanovic (difícil tarea), a Thompson por Udoh (mas calidad ofensiva) y Melli rejuvenece el puesto de «cuatro» dándole mucho criterio al juego de Zeljko Obradovic. Juegan defensivamente muy tácticos y en ataque tienen dos aspectos básicos: llegadas de pick and roll prontas para que las defensas no estén bien organizadas y así sus jugadores de talento  tengan espacios para desarrollar su juego. Y jugar sencillo: miran dónde tienen ventaja en función del rival y atacan por ahí. El resto es ocupar bien los espacios y pasarse el balón. Parece fácil...
Señoras y señores empieza lo bueno, saquen brillo a sus abonos y prepárense para la mejor Euroliga jamás vista en Málaga. Yo iré al Palacio, espero poder saludar a muchos de vosotros y disfrutar del mejor baloncesto del planeta... con permiso de la NBA, claro. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine