Jardinería

Cómo cuidar la flor de Pascua

Pese a la creencia generalizada, un buen cuidado hará que la planta florezca de nuevo el próximo año

08.12.2017 | 14:56
Consejos para cuidar tu flor de Pascua.

Se trata de la planta por excelencia del periodo navideño. Los tonos verde y rojo característicos de la flor de Pascua adornan cientos de hogares y negocios durante las fiestas de dieiembre. Aunque, en contra de la creencia generalizada, la conocida como flor de Pascua es en realidad ni es una planta, ni es de invierno.

También conocida como Poinsettia -Euphorbia Pulcherrima es su especie-, la flor de Pascua es en realidad un árbol tropical de origen mexicano. El clima mediterráneo es idóneo para su cultivo, puesto que no resiste cambios drásticos de temperatura. La temperatura ideal para conservar este arbusto oscila entre los 10 y los 24 grados.

Durante los últimos años, además de la clásica flor de hojas rojas, se ha introducido en el mercado una mayor variedad de tonalidades amarilla, bermellón y fucsia. Pese a la mala fama que precede a la flor de Pascua, es posible mantenerla viva durante todo el año con unos cuidados mínimos.

El riego

Los cuidados de la flor de Pascua son simples pero muy especiales. Este arbusto no puede ser regado vertiendo el agua dentro de la maceta. Para regar la Poinsettia lo mejor es colocar el agua en el plato inferior de la maceta. Además, es una buena forma de mantener el ambiente del arbusto húmedo, condición indispensable para su superviviencia.

Temperatura, sol y viento

Las corrientes de aire pueden generar un ambiente seco que favorece la caída de las hojas de forma rápida. La flor de Pascua crece en lugares luminosos pero no debe estar bajo un foco de luz solar directo. En este sentido, hay que ser especialmente cuidadoso con dónde colocamos nuestro arbusto navideño ya que es sensible a los cambios de temperatura.


Maceta

Las Poinsettias se plantan en los meses de verano, de ahí su tamaño cuando salen a la venta por Navidad. Tras las fiestas, es necesario trasplantarlas a una maceta de mayor tamaño para evitar que mueran. La flor de Pascua es un arbusto caduco, por lo que es normal que pierda sus hojas en los primeros meses del año.

Estos arbustos lucen unas hojas verdes durante todo el año que lo convierten en un ornamento perfecto para los hogares que, siguiendo estos consejos, verán como la flor de Pascua adquiere su característica tonalidad rojiza en los próximos meses más fríos del año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine