La ruina de Arantxa Sánchez Vicario, ¿venganza o montaje?

Las fuentes afirman que la extenista no está en números rojos y que su fortuna asciende a 30 millones de euros

21.03.2012 | 23:11
Arantxa Sánchez Vicario.
Arantxa Sánchez Vicario.

Una publicación ha descubierto un nuevo dato sobre la ex tenista que pone en entredicho la supuesta ruina en la que decía encontrarse por culpa de la mala gestión financiera de sus padres. Al parecer la deportista no solo no está en números rojos, sino que su fortuna asciende a 30 millones de euros. Fuentes cercanas a la familia temen que todo haya sido un montaje para pagar una deuda de cuatro millones de euros a la que Arantxa debe hacer frente.

El pasado mes de febrero, Sánchez-Vicario presentaba una autobiografía en la que acusaba a sus padres de haber dilapidado la fortuna que hizo durante su carrera profesional, que ascendía a más de 45 millones de euros.

Vanity Fair ha podido saber en exclusiva que el patrimonio de Arantxa hoy por hoy asciende a unos 30 millones de euros entre bienes inmuebles y fondos que tiene en Suiza y Andorra, con lo que los problemas económicos que aseguraba tener quedan ahora más que nunca en entredicho.

La revista además ha podido hablar con fuentes cercanas a la familia de la ex tenista y aseguran que esos 45 millones que asegura haber perdido por culpa de sus progenitores "no existen" y que "los padres nunca se han querido pelear con su hija y siempre quisieron llegar a un acuerdo". Al parecer durante su carrera sus ingresos están tasados en unos 15 millones de euros y parece ser que sus padres "están dispuestos a hablar con ella pero no han podido".

En el reportaje elaborado por Vanity Fair, también han salido a la luz detalles de un informe que los padres de la joven encargaron a unos detectives en 2008. Al parecer desconfiaban de su por aquel entonces prometido Josep Santancana, a quien acusan de haberla "cortejado como un gentleman" y de "llevarla a su terreno, con sus amigos y separarla de la familia y de los profesionales que la habían estado apoyando o gestionando sus asuntos" puesto que según aseguran estas fuentes, la deportista estaba "desesperada por formar una familia".

Santacana vuelve a estar en el punto de mira ya que podría ser él quien haya alimentado esta polémica ya que según afirman estas fuentes, temen que él haya sido quien ha "deslocalizado del ambiente familiar" a la tenista para aprovecharse de ella y hacerse con el control de su patrimonio.

Además, los Sánchez-Vicario temen, según recoge la revista, que todo el escándalo de la ruina y de las desavenencias con su familia hay sido en realidad un montaje para conseguir liquidez para hacer frente a una deuda de 4 millones de euros que tiene con el Banco de Luxemburgo, a consecuencia de deudas pendientes con Hacienda en una sentencia que se remonta a 2009.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine