Prevención

Cuidado con los sustos a enfermos del corazón

Provocar un susto a un enfermo cardiovascular puede generarle un evento isquémico o una arritmia cardiaca

03.06.2013 | 19:57
No es bueno el estrés para los enfermos del corazón.
No es bueno el estrés para los enfermos del corazón.

Provocar un susto a un enfermo cardiovascular puede generarle un evento isquémico o una arritmia cardiaca, según ha asegurado a Europa Press el miembro de la fundación Science Health and Education (SHE), el doctor Iñaki Marina.

Así, el representante de esta entidad dirigida por el cardiólogo Valentín Fuster indica que hay dos tipos de mecanismos que el susto y las situaciones estresantes agudas pueden provocar en estos pacientes, siendo el primero de ellos la formación de una placa arteroesclerosa, que puede derivar en "un evento isquémico".

Para explicar el segundo, señala que en estas situaciones se descarga adrenalina y noradrenalina, lo que aumenta la frecuencia cardiaca y, en una descarga muy severa, "puede provocar lo que conocemos como arritmias cardiacas". De esta forma, resume que los sustos podrían provocar daño arterial, el cual puede derivar en "un infarto o una angina de pecho"; y la generación de "una arritmia".

Ahondando en el primer aspecto, Marina destaca que, en una persona con una condición arterial determinada, que aumente la frecuencia cardiaca o la presión arterial en muy poco tiempo, "puede generar inestabilidad en la arteria y romperse". Ésta arterioesclerosis es la que genera eventos cardiovasculares, como "los infartos agudos de miocardio, las embolias cerebrales o las enfermedades de extremidades periféricas", sostiene.


No se puede relacionar directamente el susto con la muerte

A su juicio, el infarto de miocardio y una arritmia cardiaca, como una fibrilación ventricular, "pueden llevar a la muerte", sin embargo, sostiene que no se puede relacionar un susto directamente con la muerte "sin pasar por estos mecanismos". "Como científico, no lo puedo decir", zanja.

Además, Marina subraya que "no recomendaría tratar a un diabético o a un hipertenso de manera diferente" a la hora de poder darles un susto o no, por el mero hecho de encontrarse un grupos de riesgo de enfermedad cardiovascular. No obstante, sí insiste en que, los pacientes con antecedentes de cardiopatía isquémica "es obvio que cuanto menos se enfrenten a situaciones estresantes, mucho mejor".

Según señala el experto de la Fundación SHE, el susto genera una situación de ansiedad, ante la que se producen "una serie de reacciones a nivel hormonal nervioso por el sistema nervioso autónomo". "Se produce una descarga con la que se segregan catecolaminas que aumentan el metabolismo para la huida", expone.

Además, asustar alguien le provoca a esta persona una descarga neuroendocrina y el aumento "de la frecuencia cardiaca y la presión arterial". De cualquier forma, sostiene que, en una persona sana, "no tiene que haber ningún problema", aunque si se puede producir palidez y sudoración "por la vasoconstricción y la activación de las glándulas sudoríparas", respectivamente, explica.

Por último, y continuando con las personas libres de enfermedad cardiovascular, Marina afirma que hay personas que tienen un sistema nervioso autónomo más activo, el cual "responde con más rapidez y domina más este sistema de respuesta", mientras que existen otras "que lo pueden tener mas parasimpático, más tranquilo". De cualquier forma, "no lo relacionaría con esto", concluye. Provocar un susto a un enfermo cardiovascular puede generarle un evento isquémico o una arritmia cardiaca, según ha asegurado a Europa Press el miembro de la fundación Science Health and Education (SHE), el doctor Iñaki Marina.

Así, el representante de esta entidad dirigida por el cardiólogo Valentín Fuster indica que hay dos tipos de mecanismos que el susto y las situaciones estresantes agudas pueden provocar en estos pacientes, siendo el primero de ellos la formación de una placa arteroesclerosa, que puede derivar en "un evento isquémico".

Para explicar el segundo, señala que en estas situaciones se descarga adrenalina y noradrenalina, lo que aumenta la frecuencia cardiaca y, en una descarga muy severa, "puede provocar lo que conocemos como arritmias cardiacas". De esta forma, resume que los sustos podrían provocar daño arterial, el cual puede derivar en "un infarto o una angina de pecho"; y la generación de "una arritmia".

Ahondando en el primer aspecto, Marina destaca que, en una persona con una condición arterial determinada, que aumente la frecuencia cardiaca o la presión arterial en muy poco tiempo, "puede generar inestabilidad en la arteria y romperse". Ésta arterioesclerosis es la que genera eventos cardiovasculares, como "los infartos agudos de miocardio, las embolias cerebrales o las enfermedades de extremidades periféricas", sostiene.


No se puede relacionar directamente el susto con la muerte

A su juicio, el infarto de miocardio y una arritmia cardiaca, como una fibrilación ventricular, "pueden llevar a la muerte", sin embargo, sostiene que no se puede relacionar un susto directamente con la muerte "sin pasar por estos mecanismos". "Como científico, no lo puedo decir", zanja.

Además, Marina subraya que "no recomendaría tratar a un diabético o a un hipertenso de manera diferente" a la hora de poder darles un susto o no, por el mero hecho de encontrarse un grupos de riesgo de enfermedad cardiovascular. No obstante, sí insiste en que, los pacientes con antecedentes de cardiopatía isquémica "es obvio que cuanto menos se enfrenten a situaciones estresantes, mucho mejor".

Según señala el experto de la Fundación SHE, el susto genera una situación de ansiedad, ante la que se producen "una serie de reacciones a nivel hormonal nervioso por el sistema nervioso autónomo". "Se produce una descarga con la que se segregan catecolaminas que aumentan el metabolismo para la huida", expone.

Además, asustar alguien le provoca a esta persona una descarga neuroendocrina y el aumento "de la frecuencia cardiaca y la presión arterial". De cualquier forma, sostiene que, en una persona sana, "no tiene que haber ningún problema", aunque si se puede producir palidez y sudoración "por la vasoconstricción y la activación de las glándulas sudoríparas", respectivamente, explica.

Por último, y continuando con las personas libres de enfermedad cardiovascular, Marina afirma que hay personas que tienen un sistema nervioso autónomo más activo, el cual "responde con más rapidez y domina más este sistema de respuesta", mientras que existen otras "que lo pueden tener mas parasimpático, más tranquilo". De cualquier forma, "no lo relacionaría con esto", concluye. Provocar un susto a un enfermo cardiovascular puede generarle un evento isquémico o una arritmia cardiaca, según ha asegurado a Europa Press el miembro de la fundación Science Health and Education (SHE), el doctor Iñaki Marina.

Así, el representante de esta entidad dirigida por el cardiólogo Valentín Fuster indica que hay dos tipos de mecanismos que el susto y las situaciones estresantes agudas pueden provocar en estos pacientes, siendo el primero de ellos la formación de una placa arteroesclerosa, que puede derivar en "un evento isquémico".

Para explicar el segundo, señala que en estas situaciones se descarga adrenalina y noradrenalina, lo que aumenta la frecuencia cardiaca y, en una descarga muy severa, "puede provocar lo que conocemos como arritmias cardiacas". De esta forma, resume que los sustos podrían provocar daño arterial, el cual puede derivar en "un infarto o una angina de pecho"; y la generación de "una arritmia".

Ahondando en el primer aspecto, Marina destaca que, en una persona con una condición arterial determinada, que aumente la frecuencia cardiaca o la presión arterial en muy poco tiempo, "puede generar inestabilidad en la arteria y romperse". Ésta arterioesclerosis es la que genera eventos cardiovasculares, como "los infartos agudos de miocardio, las embolias cerebrales o las enfermedades de extremidades periféricas", sostiene.


No se puede relacionar directamente el susto con la muerte

A su juicio, el infarto de miocardio y una arritmia cardiaca, como una fibrilación ventricular, "pueden llevar a la muerte", sin embargo, sostiene que no se puede relacionar un susto directamente con la muerte "sin pasar por estos mecanismos". "Como científico, no lo puedo decir", zanja.

Además, Marina subraya que "no recomendaría tratar a un diabético o a un hipertenso de manera diferente" a la hora de poder darles un susto o no, por el mero hecho de encontrarse un grupos de riesgo de enfermedad cardiovascular. No obstante, sí insiste en que, los pacientes con antecedentes de cardiopatía isquémica "es obvio que cuanto menos se enfrenten a situaciones estresantes, mucho mejor".

Según señala el experto de la Fundación SHE, el susto genera una situación de ansiedad, ante la que se producen "una serie de reacciones a nivel hormonal nervioso por el sistema nervioso autónomo". "Se produce una descarga con la que se segregan catecolaminas que aumentan el metabolismo para la huida", expone.

Además, asustar alguien le provoca a esta persona una descarga neuroendocrina y el aumento "de la frecuencia cardiaca y la presión arterial". De cualquier forma, sostiene que, en una persona sana, "no tiene que haber ningún problema", aunque si se puede producir palidez y sudoración "por la vasoconstricción y la activación de las glándulas sudoríparas", respectivamente, explica.

Por último, y continuando con las personas libres de enfermedad cardiovascular, Marina afirma que hay personas que tienen un sistema nervioso autónomo más activo, el cual "responde con más rapidez y domina más este sistema de respuesta", mientras que existen otras "que lo pueden tener mas parasimpático, más tranquilo". De cualquier forma, "no lo relacionaría con esto", concluye.

Salud

La vacuna logra que los efectos del virus sean menores.
¿Por qué hay que vacunarse de la gripe?

¿Por qué hay que vacunarse de la gripe?

El virus no es mortal, pero en embarazadas o en personas mayores de 60 años puede serlo

Diez remedios caseros para controlar los gases intestinales

Diez remedios caseros para controlar los gases intestinales

Existen una serie de hábitos y alimentos naturales que ayudan a evitar las incómodas flatulencias

¿Qué es la sepsis? La enfermedad que causó la muerte de Maza

¿Qué es la sepsis? La enfermedad que causó la muerte de Maza

Se estima que cada año en España se producen alrededor de 50.000 casos, de los que fallecen 15.000

Ácido fólico: ¿Cuánto hay que tomar en el embarazo?

Ácido fólico: ¿Cuánto hay que tomar en el embarazo?

La ingesta de esta vitamina es importante para una correcta formación del feto

Ocho de cada diez casos de cáncer de pulmón se detectan en fase avanzada

Ocho de cada diez casos de cáncer de pulmón se detectan en fase avanzada

Este tipo de tumor, que se lleva 20.000 vidas en España cada año, no da síntomas hasta que está...

Nace el primer bebé a partir de un óvulo vitrificado automatizadamente

Nace el primer bebé a partir de un óvulo vitrificado automatizadamente

La vitrificación es un sistema de criopreservación ultrarrápido que reduce el tiempo y el riesgo...

Cómo afecta el consumo de alcohol a nuestro cuerpo

Cómo afecta el consumo de alcohol a nuestro cuerpo

Te mostramos cómo reacciona nuestro organismo y qué consecuencias tiene para nuestra salud

Enlaces recomendados: Premios Cine