El Gobierno andaluz renovará a los 12.000 sanitarios con contrato de refuerzo por el covid que se quedaban en la calle el próximo 31 de diciembre. El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, ha sido el encargado de dar este mensaje para calmar los ánimos tras horas muy tensas entre la Consejería de Salud y los sindicatos. A los médicos, por la gravedad en la escasez de las plantillas, se les renueva directamente por un año. Al resto del personal, el compromiso de la Junta es firmar contratos de seis meses. La intervención directa del presidente, que hizo ese anuncio en una gala del periódico Ideal, apunta a las tensiones de Salud con Hacienda, departamento con el que negociaba el gasto que suponía estas contrataciones y que en ningún caso admitía, según fuentes de la Junta, prorrogar todos los contratos.

El viernes pasadas las ocho de la tarde, la Consejería de Salud remitió a los sindicatos un documento algo confuso y con datos crípticos a modo de avanzadilla de la propuesta que este miércoles, de manera formal, se trasladará sobre el futuro de los 12.000 profesionales de la sanidad cuyos contratos covid expiran este 31 de diciembre. Hay reunión el miércoles y el viernes. El ruido fue creciendo en las últimas 48 horas. Ya el ambiente estaba caldeado, con una huelga convocada para el 27 de enero por el Sindicato Médico Andaluz (SMA) por el estado crítico de la atención primaria. El presidente andaluz pensaba reservarse el anuncio sobre el futuro de estos 12.000 sanitarios para llevarlo el jueves a la sesión de control en el Parlamento andaluz, aseguraron fuentes de su equipo. Finalmente, ante el temor a que el fuego se propagara en un ambiente delicado en las plantillas sanitarias, sobre todo en la atención primaria, Moreno adelantó su compromiso.

Contagio de Madrid

El Gobierno teme el escenario que se vive en la comunidad de Madrid, con una huelga indefinida en la atención primaria que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso es incapaz de reconducir cuando cumple su cuarta semana y con un malestar importante por el deterioro de la sanidad pública, que se tradujo semanas atrás en una manifestación multitudinaria de más de medio millón de asistentes.

El equipo de Juan Manuel Moreno en Andalucía lleva semanas advirtiendo del efecto contagio de ese malestar. El pasado 26 de noviembre las mareas blancas por la sanidad pública lograron reunir a varios miles de personas en varias marchas en las capitales andaluzas. La más multitudinaria, con unas 4.000 personas, se registró en Sevilla. Se convocó al calor de lo ocurrido en Madrid casi dos semanas antes, el 13 de noviembre. La izquierda andaluza denuncia la privatización de la sanidad andaluza, con un incremento del 20% de recursos públicos a la privada.

De seis meses a un mes

Según la documentación remitida a los sindicatos, a la que ha tenido acceso este periódico, hay propuestas de contratos de un año para médicos de familia y facultativos especialistas de área (FEA), médicos especialistas. A partir de ahí, los cuadros de Salud incluyen propuestas de contratos de "seis meses, cuatro meses, un mes y menos de un mes", textualmente, para todas las categorías, incluidos de nuevo médicos de familia o especialistas, además de enfermería, matronas, terapeutas, fisioterapeutas, administrativos, auxiliares, celadores, técnicos de farmacia... No se especifica en qué porcentaje ni qué número para cada modalidad de contrato.

El sindicato UGT había denunciado que a la inestabilidad a la que se sometía a esta plantilla de 12.000 sanitarios de refuerzo covid se suma además el malestar por “la precariedad en las contrataciones” para cubrir las vacaciones de navidad. Según la información que proporcionaban los centros de salud, el porcentaje de bajas cubiertas no alcanzaba “en el mejor de los casos” el 5%. El sindicato señalan que Salud aprovechará las plazas de refuerzo covid para cubrir esas vacantes los días de fiestas. “Los días de sustitución son los mínimos posibles y con ofertas de contratos de quince días para algunos médicos”, avisan. “Se van a utilizar esos 12.000 no para seguir trabajando de manera estructural en sus puestos sino para cubrir bajas”, denunció UGT. “Esto es una forma de mermar plantilla, recortar y continuar degradando nuestra sanidad pública”, recogieron en un comunicado.

Desde CCOO la propuesta de renovación de contratos que envió Salud el viernes a última hora, “que ni siquiera cuantifica número y categorías es contratos de alta frecuentación y covid”, es “un error”. Las renovaciones se vinculan a la categoría y a la disponibilidad presupuestaria de cada centro, advierten, con lo que no aseguran que los 12.000 vayan a ser renovados. “Entendemos que se está utilizando la ley de estabilización en vez de estabilizar para ir disminuyendo contratos. Es un ataque clarísimo a todas las categorías que no son médicos porque salvo enfermeros en caso contratos, que se proponen seis meses, la mayoría de contratos se proponen mes a mes”, aseguran. CCOO señala que “no está de acuerdo” con esa propuesta y recuerda “las promesas electorales” lanzó Moreno durante la última campaña electoral. Ya la Junta prometió rescatar a 8.000 profesionales de la pandemia y no se ha cumplido, sostienen los sindicatos.

Fuentes de CCOO aseguran que la ley de estabilidad en el empleo público obliga a pasar estos 12.000 puestos de la plantilla sanitaria a vacantes y hacerlos estructurales y denuncian que “se están disminuyendo las contrataciones cuando hablamos más del 10% de la plantilla del Servicio Andaluz de Salud”.