01 de julio de 2014
01.07.2014
Sucesos

El incendio de Cómpeta queda controlado tras arrasar casi 200 hectáreas

Casi 100 personas que pasaron la noche alojadas en dos establecimientos hoteleros del municipio regresaron al mediodía a sus hogares - El Ayuntamiento abre una oficina de atención a las familias y subraya que más de 150 inmuebles quedaron afectados, aunque ninguno "calcinado"

01.07.2014 | 01:42
En la primera imagen, la zona afectada por el incendio, ayer. En la segunda, un helicóptero trabajando en las tareas de extinción.

La Junta de Andalucía no declaró anoche el incendio de Cómpeta como «controlado», aunque dicha calificación se producirá a primera hora de hoy –salvo que cambien radicalmente las condiciones meteorológicas en la zona–. Atrás quedarán casi 200 hectáreas calcinadas, si bien es cierto que hasta esta jornada no habrá un análisis exacto de las dimensiones del terreno ni comenzarán las investigaciones para determinar el origen del fuego, según declaró ayer sobre el terreno la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano.

Cinco unidades aéreas continuaron ayer con las labores de refresco de la zona afectada, toda la sierra que circunda el casco histórico competeño, y alrededor de un centenar de efectivos del Infoca, que ya pasaron la noche «controlando el fuego estabilizado, que no extinguido», también mantuvieron operativo el dispositivo de emergencias establecido el domingo pasada a una de la tarde.

A las once de la mañana de ayer también regresaron a sus viviendas las 98 personas que pernoctaron finalmente en dos establecimientos hoteleros del municipio, debido a que el fuego no quedó «estabilizado» hasta las nueve de la noche del domingo y existía riesgo de que las llamas volvieran a poner en peligro su integridad. Hasta 600 personas habían sido desalojadas, incluidos 200 romeros que pasaban la jornada en el interior de la sierra.

El alcalde de Cómpeta, José Luis Torres (PP), relató que un total de 150 inmuebles resultaron afectados por el incendio, «aunque ninguno calcinado». Además, ninguna casa sufrió daños en sus zonas interiores. El Consistorio agilizó las tareas para recuperar el suministro de luz y agua de dichas viviendas, «necesidad urgente en la mayoría de los casos», por lo que incluso reforzó su dotación de servicios operativos con tres empleados.

El Ayuntamiento abrió además una oficina de atención para asesorar a la ciudadanía acerca de los trámites para comunicar los daños sufridos por este incendio forestal.

La consejera agregó que la Junta «no escatimará en medios ni recursos para llevar a cabo la regeneración y reforestación de la superficie afectada». Pero agregó que «será bienvenida» cualquier ayuda de otra administración para las referidas tareas, aún por definir por los técnicos.

Serrano recordó que en urbanizaciones como las afectadas ya se había elaborado un trabajo previo, con cartografía específica para agilizar, como ocurrió el domingo, el desalojo de las familias. De hecho, como ya avanzó este periódico, Málaga es una provincia modélica en dichas labores, coordinadas según el Plan Infoca y bajo las directrices de la legislación hoy en día vigente. «Gracias a esa labor, era fácil saber dónde estaban las personas y las casas», argumentó. Mañana mismo, además, bajo un calendario fijado con anterioridad a lo ocurrido este fin de semana en Cómpeta, la Junta entregará a los 14 municipios malagueños con urbanizaciones limítrofes a áreas forestales una cartografía actualizada para los planes de evacuación y extincion de incendios.

Responden a los ecologistas

Ayer se sucedían también las respuestas a la agrupación ecologista Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción), respecto a la supuesta responsabilidad de las administraciones en el estado urbanístico de las viviendas afectadas por el incendio. El alcalde, José Luis Torres, remarcó que las urbanizaciones por las que pasó el fuego «son históricas y completamente legales». Y en el mismo sentido replicó la consejera María Jesús Serrano que dichas críticas, en las que se mencionaba a la Junta, carecían de fundamento.

Torres expresó que ni la urbanización del Llano de Alberto, cerca de donde empezó el fuego, ni el resto de espacios afectados, como Las Colmenillas, Barranco Pérez y Cruz del Conde, «ni son enclaves irregulares» ni carecen de los planes de autoprotección que marca la legislación y que han evitado «daños mayores» en las casas.

El alcalde, respecto a la población desalojada durante la jornada dominical, agregó que hasta hace 15 días se ha trabajado en completar los planes de autoprotección de urbanizaciones como la Cruz del Monte. E indicó que la mayoría de los ciudadanos de estas urbanizaciones son de origen foráneo. De hecho, un 46% de la población empadronada en Cómpeta es de nacionalidad no española, en concreto de alguna de las 34 nacionalidades presentes en su censo.

Nueva alarma en el municipio

Poco después de las siete de la tarde de ayer, los vecinos del casco histórico competeño de nuevo salían de sus viviendas al escuchar las sirenas de dos dotaciones de bomberos y las de otros vehículos de emergencias. El fuego originado en un inmueble del casco histórico, además de propiciar una densa columna de humo, generó una alerta que, afortunadamente, no tuvo consecuencias personales y generó mínimos daños, respecto al incendio de la sierra.

Esta circunstancia llegaba apenas unas horas después de que la consejera María Jesús Serrano lanzase un mensaje de «tranquilidad» a la población, al tiempo que agradecía a todos los organismos la buena coordinación de los dispositivos desde el pasado domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp