21 de julio de 2014
21.07.2014
Naturaleza

Un paraíso para las aves marinas

El extremo más oriental de la provincia es uno de los "últimos parajes con tanta riqueza del Mediterráneo", defiende la Junta

20.07.2014 | 19:53
El Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo alberga una nueva protección.

La Unión Europea acaba de dictar un nuevo marco de protección para todo el entorno del Paraje Natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo, en virtud de las extraordinarias colonias de gaviotas y de rapaces que contribuyen a dotar de unas características únicas un espacio que también destaca por la enorme riqueza de su flora, tanto la existente en tierra firme como en los fondos submarinos

Gaviotas, por supuesto, pero a la vez rapaces como el halcón peregrino, el cernícalo vulgar, algunos azores y también gavilanes. Estas colonias de aves, en distintas épocas del año y según las condiciones meteorológicas, consiguen convertir nuestro paseo a lo largo de acantilados de Maro-Cerro Gordo en verdadero deleite para los sentidos, como amantes de los entornos medioambientales todavía vírgenes. El extremo más oriental de la provincia nos proporciona el último de los vergeles con estas condiciones. Y de sus nuevos marcos de protección dependen que futuras generaciones también puedan disfrutarlo.

Allá por el 28 de julio de 1989, más de 1.800 hectáreas de los términos municipales de Nerja y Almuñécar recibían la protección pública como nuevo paraje natural. Ahora, un cuarto de siglo después, una nueva directiva europea le confiere una protección añadida y específica a las aves que conviven libremente en este enclave. La Junta de Andalucía recuerda la importancia que tiene esta zona en Europa. De hecho, junto a Maro-Cerro Gordo sólo ha sido catalogada la Isla de Alborán en todo el Mediterráneo andaluz dentro de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), designadas en virtud de la Directiva Aves forman parte de la Red Natura 2000.

Otro de los aspectos más destacados de Maro y su entorno, en virtud de los informes de la propia Delegación de Medio Ambiente es la abundancia de especies vegetales singulares. A la mayoría de los visitantes de la zona puede escapar la presencia de boj, junto a los romeros e hinojos marinos, o las siemprevivas de los acantilados. O llama la atención que entre matorral mediterráneo y amplias masas de pino carrasco se hallen variedades raras como el buxus balearicas. Este otro boj de origen balear y de hasta tres metros de altura puede soportar temperaturas extremas y llegar a vivir más de 500 años.

El delegado territorial de Medio Ambiente, Javier Carnero, expresa que este paraje natural axárquico «constituye uno de los últimos parajes con tanta riqueza en el mar Mediterráneo». De hecho, Europa lo incluyó en el listado de hábitats prioritarios. Por ejemplo, sus praderas submarinas, de incalculable valor medioambiental y constituidas por la incomparable posidonia oceánica, son áreas «vitales» para que numerosas especies de peces puedan completar el «desove y alevinaje».

Geográficamente, la mayor parte del paraje se encuentra en Málaga en cuanto al territorio terrestre. Sin embargo, en cuanto a la protección marina, la franja litoral es compartida con Granada al 50%. Respecto a la franja en tierra firme, la extensión total de la misma se eleva a unos 12 kilómetros, con una anchura variable –comprendida entre la antigua carretera N-340, ahora sustituida por la autovía A-7 como principal itinerario para el tráfico rodado entre Málaga y Motril–. Mar adentro, «una milla marina» es el límite protegido, en total unas 1.500 millas marinas de extensión, dentro de un espacio que pertenece también al denominado mar de Alborán.

Bastante más «extenso» es el ámbito protegido ahora en materia de aves, porque queda enmarcado todo el territorio en el que abunda la gaviota cabecinegra en los meses de invierno. Una especie que durante el inicio de la migración prenupcial ofrece concentraciones máximas, hasta alcanzar varios miles de ejemplares.

Y en ambos pasos migratorios, así como en invierno, la pardela balear utiliza la zona como área de alimentación y descanso, como recoge la documentación alusiva a la nueva protección de aves y que ya aparece publicada en el BOE.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Semana Santa 

Horarios e Itinerarios

El nuevo recorrido oficial va a suponer una revolución en la forma de ver las procesiones

Descarga nuestra aplicación móvil

Disponible en Android e iOS. Disfruta de la Semana Santa de Málaga de forma sencilla y con información inmediata