El investigador y arqueólogo Oswaldo Arteaga, que dirigió las excavaciones de los yacimientos fenicios de Mainake-Manoba, será nombrado Hijo Adoptivo de Vélez-Málaga.

La Junta de Gobierno Local del Consistorio veleño ha aprobado el inicio del expediente para otorgarle dicho reconocimiento.

El primer teniente de alcalde del municipio y teniente de alcalde de Torre del Mar, Jesús Pérez Atencia, ha afirmado que tanto "el pueblo de Torre del Mar, como el municipio de Vélez-Málaga, tienen una deuda con él, ya que cuenta con una trayectoria de más de cuatro décadas dedicadas a la promoción de la geoarqueología".

"Entre sus trabajos más relevantes se encuentran las excavaciones de los yacimientos fenicios de Mainake-Maenoba, en la zona conocida como Los Toscanos y Cerro del Mar, y la reconstrucción de la antigua desembocadura del río Vélez. Pero la vida de Arteaga está ligada a nuestra tierra desde hace décadas", ha explicado Atencia.

Oswaldo Artega comenzó a dirigir en 1976 el Proyecto Fenicio-Púnico de la Axarquía dentro del Instituto Arqueológico Alemán, y en 1993 fue nombrado por este Ayuntamiento como Vocal de la Comisión Municipal de Arqueología.

"Por ello que creemos justo que Oswaldo Arteaga se convierta en hijo adoptivo de Vélez-Málaga conforme a lo dispuesto en el vigente Reglamento Municipal de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Vélez-Málaga".

Oswaldo Arteaga está reflexionando y escribiendo un libro "que va a ser un hito importantísimo. Su intención es darle un gran relieve y traerlo a Torre del Mar", ha añadido Alfonso Gil, de la Sociedad de Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga.

Para el alcalde, Antonio Moreno, Vélez-Málaga, es "una ciudad rica en patrimonio, rica en cultura y por eso no ha dejado nunca de trabajar en proyectos importantes como las tumbas fenicias, Toscanos, Cerro del Mar o la desembocadura del río Vélez para conocer mejor las civilizaciones que pasaron por Vélez, por Torre del Mar, por Almayate o por Lagos".