El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha aprobado por unanimidad el Plan Director de Patrimonio Histórico, el primero de estas características en el municipio y en la provincia de Málaga, que se ejecutará en diez años, de 2022 a 2031, y contará con una inversión de 6,4 millones de euros.

El alcalde, Francisco Salado, ha explicado que el documento preservará el rico patrimonio del municipio con elementos que datan «desde la prehistoria hasta los más recientes, ya en el siglo XX».

Salado valoró el apoyo unánime de la corporación, lo que supone «una clara apuesta por el patrimonio histórico de todo el municipio, también reconociendo las interesantes aportaciones que ha recibido a través del proceso de participación ciudadana».

El Plan Director define cinco zonas prioritarias de trabajo: El Cantal, Bezmiliana, Villa Romana, Benagalbón y sus cerros con el Tío Cañas y Cerro Bartolo, Granadillas-Capitana con el Torreón de Albenda y otros elementos.

Se ejecutará en tres fases: trabajos previos arqueológicos y la puesta en valor del Castillón de Bezmiliana; una segunda fase con obras de consolidación de las torres El Cantal y Torre de Benagalbón, además de la Casa Fuerte y la creación del Museo de Rincón de la Victoria; y una tercera para la también puesta en valor del Torreón de Albenda, Termas Romanas, y la recuperación de la Villa Romana.

El proyecto, elaborado por el estudio Yamur ha descubierto una amplia red de suministros que datan de la Edad Media.

La redacción del documento cuenta con 665 páginas en las que se recogen hasta 123 elementos patrimoniales que se publicará en el portal de Transparencia y la web municipal del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria..