El centro de salud de Nerja ha reorganizado sus espacios, con una inversión de 60.000 euros, y ha incorporado dos consultas de enfermería en el espacio que hasta ahora ocupaba una consulta de pediatría, que ha sido trasladada a otra zona de las instalaciones.

El coordinador de enfermería del centro, Francisco Sánchez, ha explicado que "esta actuación permite una reorganización funcional de los cuidados de enfermería, favoreciendo la relación enfermero-paciente".

Esta personalización de los cuidados permite que cada ciudadano sea atendido por su médico y enfermera de referencia, además de garantizar que todos los usuarios sean atendidos por la enfermera de familia, tanto en el centro como en su domicilio.

"Esta relación más estrecha entre enfermera y paciente en atención primaria estimula la anticipación en la resolución de problemas y la mejora en los cuidados del paciente, promoviendo además agendas personalizadas, ya que permite la atención individualizada con tramos horarios previamente establecidos", según explica la directora de la Unidad de Gestión Clínica de Nerja, Noelia Jiménez.

La Unidad de Gestión Clínica de Nerja cuenta con 15 médicos de familia, tres pediatras, 14 enfermeras, 1 enfermera de enlace, tres técnicos en cuidados de enfermería, una odontóloga, una trabajadora social, un administrativo, seis auxiliares administrativos y un celador conductor.

El año pasado en este centro de salud se atendieron 44.423 consultas médicas, 21.559 de enfermería a crónicos, 13.565 valoraciones de enfermería y 4.892 de pediatría.